ELDORADO. Cuidarse del virus mientras sigue la demanda de alimentos.

Cruda realidad que el gobierno nacional ya comienza a paliar con un bono extraodinario de $10.000, sin dudas que aquellos que no tienen ningún beneficio del estado, más los que reciben AUH y los monotributistas hasta A y B, sacarán provecho.

La prioridad en barrios no es cuidarse contra el coronavirus y también el dengue, si no los alimentos que deben ser restringidos para llegar con panza llena, para estar hacinados, muchos en pequeños espacios, de precarias viviendas, sin comodidad alguna, ni entretenimiento tecnológico más que un celular y no siempre.

El municipio intenta.

En otros informes también extraprensa.com dió a conocer el trabajo de Acción Social y que llegan con ayuda, desde hace tiempo pero no a todos o a tiempo.

La ayuda está llegando pero el hambre es real. Muchos vecinos están en una situación agobiante y con la cuarentena o aislamiento social obligatorio en vigencia, es difícil rebuscarse y no se puede salir a trabajar.

Desde el municipio se trabaja en ayudar a comedores en diferentes puntos y se espera el anuncio de un cocina centralizada que hasta el momento no se sabe su base y que zona abarcará la ayuda que debería ser con el sistema de viandas, raciones de comidas que se retira del lugar por un comensal para llevarlo a su casa y compartir  con la familia.

El Comite Solidario Eldorado.

Integrado por diferentes actores sociales como empresarios, entidades, comercio y Concejales se  intenta juntar donaciones y semanalmente llebar a los lugares más carenciasos de la ciudad.

El sistema de donación y trabajo de distribución fue dado a conocer a extraprensa.com por la concejal FR Lorena Cardozo, quien dijo que “tenemos planillas de personas a asistir, planillas de donadores, inventario de productos recibidos por día. Decidimos armar un Fondo Solidario entre Concejales para continuar comprando mercadería. Las instituciones controlan y son partícipes de todo así que me parece muy transparente seguir manejandonos de esta manera”.

“Se imprimió un talonario de Recibo del Comité para las donaciones de efectivo.
Continuaremos con nuestra actividad con las instituciones. Venimos muy bien, por suerte. Entregamos 150 bolsas de mercadería. Ya hemos hecho un aporte la semana pasada para arrancar y también recibimos donaciones”

 

Postales de pobreza.

Son varios los vecinos que pedían alimentos a las autoridades, y sus mensajes también llegaron a este medio periodístico, los mensajes pertenecían a vecinos de Antiguo Centro, 20 de junio, Elena y otros

Un mensaje más claro llegó desde barrio Malvinas y refleja la situación similar de otros barrios.

Es el mensaje de un vecino que contaba al medio: “acá hay como 60 familia, entre ellos albañiles, pintores, cortador de pasto, empleada doméstica y cada familia tiene entre 2 y 4 chicos. Hay caso de personas en estado de indigencia”.

Sin dudas, la cuarentena o aislamiento social obligatorio trajo aparejada una problemática bien comprendida en un sector muy vulnerable; dejando entrever la economía informal y hasta no registrada.

El virus del Covid-19 es el enemigo invisible con una única vacuna, el aislamiento social, pero lo que más quedó visible es como la falta de la economía no formal ayuda a no ver que tanta pobreza existe.