IGUAZU. La “ley del gallinero”: Brasil cerró compuertas y las Cataratas están casi sin agua.

Así lo afirmó el intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Acosta. El caudal normal es de 1.300 a 1.500 metros cúbicos por segundo y este domingo llegó a 289 metros cúbicos, algo que se vio reflejado de manera impresionante en los diversos saltos.

Atribuyen el escaso caudal a la falta de lluvias en la región y al cierre de compuertas de las represas de Brasil, ubicadas río arriba de las Cataratas.

«Estamos atravesando una sequía histórica, el caudal de hoy (domingo 29 de marzo) está en 289 metros cúbicos por segundo, cuando lo normal suele ser 1500» manifestó el intendente del Parque Nacional Iguazú Sergio Acosta.

0

Acosta dijo que la principal causa es la falta de lluvias «pero obviamente las represas también influyen».

Las imágenes tomadas en el conocido salto Bosetti (una de las postales principales de Cataratas junto a la Garganta) y en el salto Dos Hermanas, dan fe del bajísimo caudal del río Iguazú en estos días.

La ciudad sin agua potable

Hace una semana el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento advirtió que la bajante del rio provocaría problemas en la distribución de agua potable a los barrios de Iguazú. Dicha situación continúa vigente y todos los días se registran cambios en la altura del rio Iguazú.

La toma de agua, prácticamente en la superficie.
Actualmente los equipos de bombeo de la toma de agua se encuentran prácticamente en la superficie, por tal motivo no están en funcionamiento provocando que la planta potabilizadora funcione con el mínimo caudal de agua posible que no alcanza para abastecer a la ciudad.