IGUAZU. Alrededor de 15 argentinos están varados en el medio del puente: no pueden ingresar y ni retornar a Brasil.

Entre 9 y 17 argentinos permanecen sobre el puente froterizo Tancredo Neves, que une Iguazú y Foz de Iguazú, detrás del vallado montado por Policía de Misiones y Gendarmeria Nacional.

Los argentinos manifiestan que la Policía Rodoviaria de Brasil le brindan alimentos y agua y Gendarmeria Nacional le puso una carpa para soportar el calor que se abate sobre ellos.

Al realizar salida en migración de Brasil, los argentinos no pueden retornar a Foz de Iguazú y tampoco los dejan ingresar a la Argentina.

Gendarmeria Nacional esta gestionando procurar un baño químico para los varados, quienes se encuentran en un limbo jurídico en nuestro país.