Cuarentena. ¿Quien controla la atención al público en los comercios?

El empleado comercial es el más desprotegido a esta horas de las medidas sanitarias dispuestas por la provincia, adquiridas por el municipio y legislativo e instituciones privadas.

Hoy, en las primeras horas de un aislamiento social nacional dispuesto por el presidente, entrada la primer hora de este día viernes, una medida inédita con apoyo de gobernadores, como lo hace en la práctica un país federal.

El latir de la ciudad de este viernes comenzó sus primeros brillos del amanecer en quietud absoluta, más que urbanos en su horario normal de recorrida, el movimiento de otros vehículos era casi nulo pero el sol salió por completo y la ciudad recordó lo que no había en hogares para un abastecimiento pleno, tal vez, para los 15 días venideros y otra vez hubo gente yendo a todo lugar.

Este medio extraprensa.com registró varios  comercios abiertos, pero el más concentrado en personas son los supermercados.

Supermercados y empleados

Este viernes, con la cuarentena a nivel nacional, se observó algo más de exigencia que ayer, menos gente dentro de comercios y con distancias prudencial de hasta de 2 metros entre personas, una atención a no más de 15 a 20 clientes y, como nunca, los carritos de compra a medio llenar o llenos.

Siempre los productos comprometidos alcohol, elementos de limpieza, alimentos y papel higienico.

Hasta ayer, los clientes llegaban a una distancia demasiada cercana al trabajador del comercio y hoy damos cuenta de que la distancia es 1 a 1,50 de cliente a cajero o empleado, pero sigue igual de expuesto sin barbijos y guantes.

Hay alcohol en gel pero, de a ratos, no llega a usarlo el empleado para si en el mostrador.

El empleado sigue expuesto mucho tiempo sin poder limpiarse, por ello le sería mejor guantes.

Todo cuidado en un término medio se ve en la zona centro pero en la zona del km 1 al 8 y del 10 a lo que resta de la ciudad, es un hervidero de personas dentro de locales comerciales.

Algunos locales registran más presencia de clientes que otros pero deberá tener que ver también con el rubro, ya que los mercados y súper estaban con muchos clientes, hasta llegar a cerrar puertas para que se abstengan de ingresar y esperar a que haya un mero razonable dentro del local, para dejar ingresar a uno o dos clientes.

Habrá que esperar que pasa en las costumbres que no cesan por estás horas, ni de la gente que sigue manteniendo contacto y sigue haciendo presencia en las calles y el control deberá agudizarse para los que no quieren perder sus trabajos.

Tal vez por estás horas, siguen expuestos sin estar con elementos esenciales sanitarios, como distancia, barbijos, guantes y disparadores de alcohol en gel o agua y alcohol que la misma protección.

Allí también debe llegar las fuerzas del orden a recorrer los super por dentro y ver quién cumple y quién no para, de ser necesario, la clausura del local y los informes elevados al ministerio de trabajo u organismo que competa, porque el sálvese quien pueda sigue presente, pero con el egoísmo en el consumismo y la falta de solidaridad.