Cinco cazadores ilegales con un puma entrampado fueron sorprendidos por G.N. Todos detenidos.

Ocurrió en la localidad de El Tuscal, en un operativo conjunto de Gendarmería y la Patrulla Ambiental de la Policía de Córdoba. Siguieron las huellas de dos vehículos desde una finca y llegaron justo cuando los cazadores tenían al animal apresado en una trampa. En otro control, sobre la ruta 158, incautaron 458 pescados que eran transportados en una camioneta sin conservarlos en frío.

Justo cuando habían logrado sujetar de las cuatro patas y de las orejas a su presa mayor, un puma que había quedado apresado en una trampa, una patrulla de gendarmes y policías le impidió alzarse con su trofeo de caza.

Ocurrió en El Tuscal –ubicado a unos 220 kilómetros al norte de la capital de Córdoba- en el departamento Tulumba, donde fueron detenidos cinco hombres que habían reducido con vida al animal.

Según informó Gendarmería Nacional, secuestraron además “una escopeta calibre 16 y otra calibre 22 largo, además de cartuchos y municiones”.