Cazadores furtivos brasileños disparan a Guardarques misioneros y huyen.

Guardaparques dependientes del Ministerio de Ecologia y RNR pertenecientes al G.O.S (Grupo de Operaciones en Selva) proceden a constatar denuncia de extracción de madera en Reserva de Biosfera Yaboti; la denuncia mencionaba a brasileños que ingresan de manera ilegal a extraer postes.

Identificado el lugar, los agentes de control ingresan hacia la costa de Río Pepiri límite internacional. Ya en el trillo se nota el aserrado de madera y traslado hacia el Brasil utilizando bueyes.

Continuando con la patrulla los guardaparques perciben el ingreso de dos ciudadanos brasileños con armas y mochilas con la clara intención de cazar, dando la vos de Alto, los brasileños abren fuego sobre la patrulla; la cual tuvo que utilizar métodos persuasivos para cubrirse del ataque de los furtivos.

Los cazadores ilegales se dieron a la fuga aprovechando la espesura de la selva abandonando una escopeta calibre 28 mm con cartucho percutado en la boca del cañón y dos mochilas tipo bolsas de arpillera conteniendo maíz en grandes cantidades para cebar a animales silvestres.