De un Pago Fácil roban 2 millones de pesos. Hay dos heridos.

Dos delincuentes armados asaltaron y lesionaron ayer a los propietarios de un Pago Fácil de Oberá, tras lo cual escaparon con botín superior a los 2 millones de pesos.
Las víctimas fueron identificadas como Esteban P. y Débora W., quienes padecieron heridas de diversa consideración pero afortunadamente ninguna de ellas puso en riesgo sus vidas.
El hombre fue atacado con un cuchillo, pero pudo defenderse y sufrió un corte superficial en uno de sus brazos. En tanto, su esposa recibió golpes de puño y patadas.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir este matutino en base a diversas fuentes consultadas, todo comenzó ayer, pasadas las 12.30, en el local ubicado en inmediaciones a las calle Córdoba y Wilde, a pocas cuadras del centro de la ciudad.

A esa hora, los dueños se dirigían al banco a realizar el habitual depósito de lo recaudado en los últimos días y apenas al salir a la vereda fueron interceptados por dos hombres que fueron descritos como altos y delgados, en tanto que uno de ellos usaba pasamontañas y otro llevaba un casco puesto por lo que no pudieron ser reconocidos. Ambos usaban guantes de látex, precisaron.
En esa instancia, los malvivientes exhibieron un arma de fuego y exigieron la entrega de la mochila que llevaba el propietario, en cuyo interior había la suma exacta de 2.085.000 de pesos.
El hombre trató de resistirse y fue entonces que uno de los delincuentes lo atacó con un cuchillo, mientras el otro lo apuntaba a la cabeza con un arma de fuego. En simultáneo la mujer fue golpeada y lanzada al piso.
Tras reducir a las víctimas y tomar la mochila con la plata, ambos ladrones abordaron un automóvil modelo Volkswagen Bora color negro, sin chapa patente colocada y escaparon del lugar.
Posteriormente, el coche fue hallado abandonado a las pocas cuadras, por lo que se supone que los delincuentes contaban con un segundo vehículo de apoyo.
Luego, el personal policial trasladó el vehículo hasta una dependencia policial y quedó en carácter de incautado, en tanto que los especialistas de la División Científica procedieron a realizar las pericias de rigor.
Según indicaron, durante el procedimiento se logró levantar una huella dactilar que en primera instancia iba a ser verificada con la base de datos de la fuerza provincial con el objetivo de detectar coincidencias o bien iba a quedar resguardada hasta que pueda ser cotejada con posibles sospechosos.
Por tratarse de una zona céntrica, los investigadores intervinientes en el caso anticiparon que se apoyarán en las cámaras de seguridad de los comercios y casas adyacentes para poder dar con más pistas que permitan dar con los delincuentes.
Además, por la forma en la que se llevó adelante el golpe, los pesquisas entienden que los delincuentes contaban con información precisa de los movimientos de las víctimas lo cual dejaría sobre el tapete la hipótesis de una maniobra de inteligencia o la existencia de un datero.
Respecto del estado de las víctimas, en tanto, se pudo saber que ambas fueron asistidas en el hospital Samic, donde recibieron las curaciones y luego afortunadamente obtuvieron el alta sin mayores complicaciones.
Hasta esta madrugada, en Oberá y zonas aledañas persistían los operativos y controles dispuestos en el marco de la búsqueda de los asaltantes, aunque no se habían reportado novedades al respecto.
La denuncia del hecho fue radicada en la comisaría Segunda, dependiente de la Unidad Regional II de la Policía de Misiones, y el caso se instruye bajo la caratula de robo calificado.