Dos cazadores furtivos son interceptados en el Parque Nacional Iguazú y uno es detenido.

Los Guardaparques Nacionales lograron capturar a una persona y la otra escapó por el monte.

Ocurrió en el límite Este del área protegida, el lunes 2 de marzo pasado. Los cazadores furtivos son oriundos de la localidad de Andresito.

Dentro de las actividades de rutina de control y vigilancia el Cuerpo de Guardaparques Nacionales, llevó adelante un procedimiento de caza furtiva,en el límite Este del Parque Nacional, dando como resultado la aprehensión de un ciudadano Argentino, mayor de edad, oriundo de la localidad de Andresito, y junto a él llevaba una escopeta calibre 14, seis cartuchos del mismo calibre, dos linternas, un chuchillo tipo carnicero. Y ya tenían consigo una pieza cobrada producto de la caza furtiva, era un ejemplar de pecarí labiado conocido como “tateto”.

Los Guardaparques alertados de la situación, dieron comunicación inmediata a la Jefatura de Guardaparques para que éste realizara los tramites de rigor ante la Fiscalia Federal. La cual ordena dar intervención al personal de Gendarmería Nacional de la Sección Andresito, quedando el cazador furtivo a disposición de la justicia federal supeditado a la causa.

La importancia del trabajo en recorrida, control y vigilancia del Cuerpo de Guardaparques, logra aminorar el ingreso de personas el área intangible, con intenciones de cometer hechos delictivos contra la flora y la fauna de nuestro Parque.

Es importante que si alguien observa algún movimiento extraño en la jurisdicción del -arque Nacional, dé aviso de inmediato a la oficina de Guardaparques o al agente mas cercano, para que entre todos cuidemos nuestros recursos naturales.