Falleció un bebé que se atraganto con una semilla de ligustrin.

Luego de cinco días de lucha, falleció esta tarde Mateo, el bebé de 8 meses de vida que permanecía en coma, luego de haberse tragado una fruta de un ligustrín, en Posadas.

Mateo jugaba con su hermano mayor en su casa del barrio Santa Lucía, cuando sucedió la desgracia. “Se tragó la fruta del ligustrín y no entró por la garganta, se fue directamente a las vías respiratorias. Mateo estuvo sin respirar por 40 minutos e, intentamos reanimarlo, pero tuvimos que llevarlo al Caps de Itaembé Miní”, dijo, recordando esos minutos de desesperación su padre Freddy Villalba.
El pequeño seguía sin reaccionar y fue trasladado al Hospital Pediátrico Fernando Barreyro, donde los profesionales lograron reamimarlo mediante RCP. Durante los últimos cinco días los profesionales de la salud hicieron lo imposible para salvarle la vida.
Pero todos los esfuerzos no dieron resultado y el pequeño falleció hoy a las 18.30.
Fuente: El Territorio.