PIRAY. Vecinos denunciaron a madre por maltrato.

Un niño de 11 años busco ayuda entre vecinos para terminar con la pesadilla de “su madre”, embarazada de 5 meses.

Una vez que consiguió atención de sus vecinos, del barrio Guaraní que es dónde viven, la policía se hizo cita en el lugar , llevando al menor al hospital, ente dónde constataron lesiones.

Al término de la situación, el menor pidió a las autoridades no volver a su casa y por lo que, momentáneamente, una pariente del mismo se hacia cargo de su resguardo.

Los vecinos realizaron la denuncia en la comisaría local y pusieron al tanto de la situación a Acción Social, Dirección que varias veces llegó al domicilio de la madre y los niños pero pasó por alto la precariedad con el cual contaba la mujer ante el cuidado de sus hijos, con una casa pequeña y precaria, colchones fuera del ambiente dormitorio, letrina; todos  indicios que los vecinos tuvieron más atino en atender.

Los menores eran sometidos a castigos físicos, explotados en tareas domésticas, dormían en la oscuridad fuera del ambiente adecuado(corredor), además de estar siempre con hambre, esto es lo que dice la denuncia que hacen los vecinos.

Las visitas de funcionarios siempre terminaban con dejar mercadería a la familia sin percatarse que eran alimentos que no llegaban a la boca de las criaturas.

Los vecinos, en un rápido accionar solidario y de carácter ciudadano, realizaron lo necesario para que la justicia llegué a un futuro allanamiento y realizar la acción pertinente en contención y reguatdo de los menores de 11 y 9 años, por el estado de abandono y maltrato por parte de su madre.

La denunciada es madre de 5 hijos, solo 2 menores vivían con ella y a su cuidado y estaban en penosa situación .

La mujer, de unos 26 a 30 años, cursa un embarazo de 5 meses quien según los vecinos, hizo pasar muchos vejámenes a los menores bajó su tutela.

Un vecino comentó a extraprenaa.com “que en los últimos días el niño de 11 llegó a comentar que su mamá quemaría la casa si llegaba la policía(entendiendo que el nene buscara ayuda) y que si era así, al volver a su casa pisaría su cuello como a una gallina para terminar con él”.

La justicia continuará con trámites pertinentes a solucionar el bienestar de los menores.

El Juzgado de Paz de la Localidad, a cargo del Dr. Omar F. Gonzalez, intervino de inmediato para agilizar las acciones necesarias y todo gracias al accionar rápido y solidario de vecinos, preocupados por el bienestar de los niños.