IGUAZU. Un ejemplar de yaguareté es filmado y viralizado en redes.

Un ejemplar del felino insignia de Misiones fué avistado y filmado caminando por una “picada” de la selva misionense.

El lugar de su avistaje no es compartido por los divulgadores a fin de proteger al portentoso animal y que su población se encuentra disminuida.

La filmación fué divulgada por el Parque Nacional Iguazú a través de la red social Facebook.

El jaguar, yaguar o yaguareté ​ es un carnívoro félido de la subfamilia de los Panterinos y género Panthera. Es la única de las cinco especies actuales de este género que se encuentra en América.

También es el mayor félido de América y el tercero del mundo, después del tigre y el león.

Según estimaciones, quedarían solamente 250 individuos en la Argentina y en Misiones, se estima en 85 a 125 la cantidad del felino.

Instan a la Corte Suprema a resolver un amparo por el yaguareté

La Procuración General de la Nación entendió que la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá resolver el amparo judicial en nombre y representación del yaguareté que habita en el Gran Chaco argentino, presentado en julio del año pasado.

Este amparo demanda a las provincias de Salta,  Formosa, Chaco y Santiago del Estero comprendidas en la región del Gran Chaco americano. La extensión de la frontera agrícola por intereses del agronegocio terminó por arrasar con el hábitat de la especie en peligro de extinción. A punto tal que en esta ecorregión se contabilizan sólo 20 ejemplares.

El dictamen fue comunicado por la asociación ambientalista Greenpeace, desde donde se entendió la decisión como un “avance” en la causa.

La ONG recordó que este amparo es el primero en la historia jurídica argentina en ser en nombre de una especie y de los derechos de la Naturaleza. Si bien hubo anteriormente acciones judiciales en nombre de orangutanes y chimpancés, por los zoológicos de Mendoza y CABA, se realizaron en nombre de un ejemplar de la especie. En cambio, esta acción de amparo se hizo en nombre y representación de la totalidad especie yaguareté que habita la ecorregión del Gran Chaco argentino.

La demanda también apunta al Estado nacional por el incumplimiento de la Ley Nacional de Bosques.

El reclamo al máximo tribunal es para que se “permita que dicha especie pueda seguir existiendo, gozar de sus ecosistemas, manteniendo sus planes de vida, salud, bienestar, alimentación, libertad, reproducción y seguridad de los últimos menos de 20 sujetos vulnerables”.

“Un avance en el camino hacia la protección del yaguareté como especie es siempre positivo”, dijo Enrique Viale, asesor legal de Greenpeace y letrado patrocinante de la causa. “Como parte de la Naturaleza, los yaguaretés tienen derechos. La Justicia debe contemplarlo, así como reconoce derechos a las empresas, que son entes abstractos, ficciones, e intangibles. La Naturaleza y sus especies son reales, vivas y tangibles”.

El amparo incluye el pedido para que se garantice “Deforestación Cero” en los territorios donde vive la especie, se ordene la conservación de los corredores biológicos del Gran Chaco argentino, se prohíba su degradación, fragmentación y deforestación. Además, solicita que se prohíban las recategorizaciones (autorizaciones para desmontar en áreas protegidas por la ley) en las provincias demandadas y se anulen las que fueron otorgadas en el Chaco y Salta. Por último, solicita que se otorguen los fondos establecidos en la Ley de Bosques y se implemente un plan de manejo sobre el yaguareté, como lo dispone la Ley Nacional Nº 25.463 que lo declara Monumento Natural Nacional.

La población de yaguaretés estimada en Argentina es de 250 individuos (aproximadamente 160 en la selva de Yungas, alrededor de 80 en la selva paranaense, y menos de 20 en la región del Gran Chaco). La población de yaguaretés en la región chaqueña se encuentra aislada de las otras dos presentes en la Argentina y se ha producido una importante disminución en los últimos diez años, por lo que ya no se encuentran ejemplares en zonas en las que habían sido reportados.