ELDORADO. Vecinos linchan a acusado de abuso y este llama al 911.

Acusado de abuso llamó al 911 para evitar que lo linchen vecinos. Fue ayer en el barrio Municipal de la ciudad de Eldorado. El sospechoso tenía varias medidas de restricción ordenadas por la Justicia contra la víctima y su madre.

Un hombre de 60 años, acusado de ingresar a una vivienda e intentar abusar sexualmente de su hijastra de 17, llamó a la línea de emergencias gratuita 911 para evitar ser linchado por vecinos.

El sospechoso terminó detenido y luego se supo que sobre el mismo pesaban restricciones ordenadas por la Justicia en el domicilio donde trató de atacar a la adolescente, según la denuncia.

El hecho se registró ayer, minutos antes del mediodía, en el barrio Municipal, altura del kilómetro 3 de la ciudad de Eldorado.

Los primeros en tener conocimiento del caso fueron efectivos del Comando Oeste, quienes fueron notificados por los operadores de la citada línea de emergencias de un posible ataque callejero.

Una vez en dicho barrio, la persona que llamó a los uniformados les habría manifestado que momentos antes sobre una calle terrada fue interceptado por tres vecinos, dos hombres y una mujer, quienes lo atacaron con elementos contundentes y le sustrajeron su teléfono celular Samsung J7 con pantalla rota.

El peatón agredido fue trasladado inmediatamente a un centro asistencial, donde fue examinado por un médico policial, quien determinó que presentaba lesiones leves.

Mientras esto sucedía, un nuevo llamado requirió la presencia policial en el mismo barrio. Poco después se sabría que se trataba de un hecho que estaría vinculado directamente con el anterior.

Sola en la casa

El mismo patrullero del Comando Oeste acudió al otro llamado en el barrio Municipal, donde al llegar se entrevistaron con una adolescente de 17 años, quien les habría relatado que minutos antes se encontraba en su domicilio sola, cuando se presentó su padrastro, quien actualmente se halla notificado de una medida cautelar de exclusión de hogar y de prohibición de acercamiento hacia ella y su madre.

Luego el individuo, según habría agregado la joven, ingresó a la fuerza a su casa e intentó abusar sexualmente de ella. En esas circunstancias se produjo un forcejeo hasta que la chica logró zafarse y salir corriendo de la vivienda. Unos vecinos que se hallaban en el lugar escucharon los gritos de auxilio de la menor y fueron a ver que sucedía, decidiendo intervenir.

Fue allí que comenzaron a agredir físicamente al sospechoso, quien apenas pudo escapar de quienes intentaban lincharlo aprovechó para llamar a la policía.

La presencia de los uniformados habría hecho desistir a los vecinos de no tomar “justicia por mano propia” contra el presunto atacante sexual, señalaron las fuentes consultadas.

Fue entonces que se procedió a la detención preventiva del sospechoso. Se informó del caso al Juzgado de Instrucción en turno, que dispuso que el acusado permanezca a disposición de la Comisaría de la Mujer, hasta tanto la progenitora realice la denuncia y la menor preste declaración en Cámara Gesell sobre lo ocurrido, para posteriormente ordenar las directivas a proseguir.

Fuente: Primera Edición.