IGUAZU. Cinco israelitas contemplaban las cataratas fumando marihuana.

Los cuatro turistas se maravillaban en la Garganta del Diablo cuando fueron sorprendidos por Guardaparques y la Policía Federal.

Eran un grupo de cuatro turistas -tres hombres y una mujer- fueron detenidos por la Policía Federal Argentina (PFA) cuando los encontraron fumando y compartiendo un cigarrillo de marihuana en una de las pasarelas paseo turístico más convocante del país.

Según trascendió, el hecho se registró el jueves en horas de la tarde cuando los visitantes, todos menores de 30 años, hacían el recorrido por las pasarelas del Parque Nacional Iguazú maravillados con el paisaje.

La actitud desprevenida de los turistas que se tomaban selfies con los porros apagados en la boca habría llamado la atención de otros visitantes, quienes avisaron a los Guardaparques, que convocaron a la PFA.

Al llegar al balcón principal de observación de la Garganta del Diablo, los jóvenes amigos decidieron encender uno de los cinco cigarrillos de marihuana que tenían armados y que finalmente les fueron secuestrados. En ese lugar fueron interceptados y detenidos por los agentes de la Ley.

Luego de pasar unas horas privados de la libertad en la delegación de la PFA en Puerto Iguazú, mientras chequeaban que no tuvieran antecedentes penales o pedidos de captura, los turistas fueron liberados por orden del juez federal de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero.

Además de los cuatro cigarrillos armados, la Justicia logró secuestrar otro porro a medio fumar y una pequeña cantidad de la misma sustancia compactada en una pequeña caja de lata que llevaban los amigos.