WANDA. Después de 13 años de juicio la justicia ordena indemnizar a tres víctimas por el ataque de dos rottweiler.

Los tiempos de la justicia no bailan al ritmo de los hechos y luego de batallar durante trece años, la Justicia Provincial ordenó que se le pagaran una indemnización millonaria a una madre y sus dos hijos que fueron víctimas de lesiones por el atasque de dos perros de raza rottweiler.

El fallo fué emitido por la Cámara de Apelaciones de Eldorado, en la que condena a la dueña de los dos canes a pagar una suma de casi dos millones de pesos a la madre y a sus dos hijos.

El ataque sucedió en el año 2007, en la localidad de Wanda, donde la madre y sus dos hijos, que por ese entonces tenían 4 y 8 años de edad, se encontraban caminando y fueron repentinamente atacados por los dos canes, quienes les produjeron diversas lesiones a los tres, la cual pudo ser peor de no ser por la intervención de dos transeútes, que lograron hacer cesar el ataque.

El antecedente de Piray

En el año 2004, la misma Justicia Civil de Eldorado condenó a un dueño de un perro a abonar los daños y perjuicios que un perro le ocasionara a una niña.

El perro, de raza boxer, atacó a la niña cuando se encontraba en la vereda de su casa, frente a cientos de personas y el auxilio de los transeúntes posibilitó que la niña no resultara con mas lesiones o, incluso, la muerte.

En ese entonces, la Justicia Provincial estableció una indemnización de $20.360 a favor de la nena y que debía abonar el dueño del can, llamado “Sansón”.

Al respecto, tanto el Código de Faltas de la provincia como el Código Civil y Comercial de la Nación establecen diversos artículos sobre el ataque de mascotas, incluídos los canes.