ELDORADO. Salto Elena: un punto turístico increible, poco cuidado y puesta en valor.

El Salto Elena tiene lugar en km 1, un paraíso terrenal de cascadas interesantes, rocas y varias piletas naturales.

Hasta para quien es de la ciudad, es difícil llegar sin primero preguntar indicaciones de lugareños vecinos, si bien el la apps Google Maps responde, el lugar o barrios tiene importante deterioro y falta de señalética en los nombres de calles y marcando el acceso adecuado para llegar fácil(ej. a 100m Santo Elena).

Se llega al lugar siempre por caminos terrados y los laterales generan desconfianza por falta de limpieza de terrenos lindantes.

Al llegar al lugar no existe bienvenida de carteles. El espacio está limpio y actúa como estacionamiento bajo árboles y sobre césped.

Una entrada con techo dos aguas, que en parte es ultizada de contenedor improvisado de bolsas de basura o basuras desparramada.

No hay carteles previniendo al visitante los cuidados que debe dar al lugar y que carece de baños y prohibición de bañistas en el lugar o lugar no habilitado para nadar. Esto comprendiendo que los ciudadanos en general, desconocen sus derechos pero también olvidan sus obligaciones.

Ahí es cuando el Estado tambien deja liberado todo. No que no esta prohibido, está  permitido y si no hay carteles,  se carece de control o interés.

100 escalones

Son las escalinatas para llegar desde el lugar en que se puede dar el vehículo hasta el lugar de privilegio que da la natutaleza a ese lugar, pasamanos y algunos bancos de descanso bien puestos, y se nota que el lugar ya es visitado seguido, ya con sus pocas refacciones de los ultimos tiempos, y pareciere que para muchos, el mejor lugar para dejar su basura.

Varios focos de basureros tienen presencia en el lugar pero se carece de canastos o cestos, que para que no se lo roben en el diseño de esos basureros.

Habria que ver un sistema ecológico, como de madera dura o bien cemento pero con facilidad para el retiro de residuos.

La recorrida podria tenes unos 150 metros y termina luego de un mirador o descanso, con otros 50 o 60 escalones para llegar a un mirador con banco, lugar que en la soledad debe sentarse Dios a apreciar su pequeña creación.

Sin dudas, Eldorado somos todos pero la educación es desde las escuelas y la familia y es el Estado, el generador de esos cambios para incentivar en cuidado del medio ambiente pero,  al haber un contínuo abandono en los lugares lindantes a puntos turisticos( pastizales altos en terrenos baldíos, plazas sucias y sin pintura en juegos, mejora de caminos y semántica), no habrá  colaboración mutua entre estado- municipio y barrios y vecinos.