ELDORADO. Lo enterraron vivo en el barrio San Antonio km 4 y los vecinos lo descubrieron.

Vecinos encontraron al animal a medio enterrar. El hecho tuvo lugar en barrio San Antonio km 4.

La inhumanidad que sufrió el can, de sabida naturaleza leal y noble, no fue para nada procesada por el animalisto que ni bien fue liberado de su prisión, derechito caminó hacia su casa, hasta allí uno de su  salvadores lo siguió e intentó hablar con los dueños del animal y fue  recibido por personas que lo insultaron y  hasta amenazaron por los reclamos.

Según testigos, los dueños de casa que sin también del animal,  se encontraban en aparente estado de ebriedad.

Zoonosis de la ciudad ya estaría trabajando en el caso y lo primero que intentan es sacar al animal de su casa o bien hallar al animal,  que no se sabe si aún continúa en el domicilio de sus dueños.

Los vecinos temen por la suerte y la vida del can. Podría haber una denuncia policial que la realizaría el mismo Carlos Leiva, encargado de Zoonosis.

Mientras tanto, Claudia Saeger, de la agrupación Cinta Naranja,  dijo que el perro ya tiene tránsito y futuro dueño apenas sea localizado. Ahora encontrar al animal es lo que preocupa.