SALUD. El anabólico prohibido en Argentina que Rusia detectó en la carne de cinco frigoríficos argentinos.

El servicio sanitario ruso advirtió que restringirá las importaciones de cortes bovinos argentinos por la presencia de este promotor de crecimiento, que en teoría no se usa en el país.

El anabólico mejora la tasa de conversión del alimento en carne en la fase final del engorde. En EE,UU. también se utiliza en la producción de carne porcina.

La noticia le cayó como un balde agua helada que llega desde Siberia a la cadena ganadera argentina. El servicio sanitario ruso anunció que detectó la presencia del anabólico ractopamina en la carne vacuna que proviene de cinco frigoríficos argentinos y también de dos paraguayos.

La ractopamina es un promotor de crecimiento, que mejora la tasa de conversión del alimento en carne en la fase final del engorde. Se utiliza en Estados Unidos y más de 20 países, pero está prohibido en la Unión Europea.

Que es la Ractopamina

Es un fármaco que es usado como aditivo alimenticio para promover el crecimiento de cerdos, vacunos y pavos, especialmente de su masa muscular. Su principal forma química es la ractopamina Clorhidrato. La mayor comercializadora de este fármaco en los Estados Unidos es Elanco Animal Health, una división de la empresa farmacéutica norteamericana Eli Lilly, con la marca Paylean.

Este fármaco fue aprobado por la FDA el 22 de diciembre de 1999; también ha sido aprobado en más de 20 países, entre los que se incluyen Australia, Brasil, Colombia, Canadá y Tailandia. No obstante, la ractopamina está prohibida en más de 150 países, ​ incluida la Unión Europea, Paraguay, China, Rusia y Malasia.

Otros 27 países incluidos Japón, Estados Unidos, y Corea del Sur, han determinado que la carne de ganado alimentado con ractopamina es segura para el consumo humano.

La ractopamina promueve el desarrollo de la masa muscular, limita el consumo adiposo y reduce el consumo alimentario por parte del organismo. Sin embargo en el ganado, especialmente porcino, se desarrollan varios efectos secundarios indeseables, incluyendo desasosiego, inquietud, movimientos faciales excesivos y conducta agresiva. Numerosos estudios in vitro y en vivo sugieren que la ractopamina actúa en principio con la estimulación de receptores adrenérgicos β1- y β2 en tejido muscular y adiposo.​

El 6 de julio de 2012, la Comisión del Codex Alimentarius, aprobó por un escaso margen de votos (69 a 67 ) la adopción un límite máximo de residuo de fármaco de 10 partes por billón (PPB) en los cortes musculares de ganado vacuno y porcino. Los valores máximos permitidos según la F.D.A son 30 ppb para ganado bovino y 50 ppb para ganado porcino.

Dopaje por Ractopamina

En 2015 una karateca egipcia de 18 años, fue sancionada por dopaje positivo por cuatro años debido a que su orina contenía demasiada cantidad de ractopamina. La agencia internacional antidopaje W.A.D.A no lista la ractopamina específicamente en sustancias prohibidas, pero según un arbitraje es considerada S.1.2 como ¨otros anabólicos¨ de origen externo. La deportista perdió su apelación debido que no pudo justificar por otras causas la alta concentración de dicho fármaco en su organismo.

Prohibición en Argentina

En la Argentina este anabólico no está autorizado y en teoría no se utiliza, aunque hubo varios idas y vueltas (en el 2011, por ejemplo, se lo autorizó) y los productores de cerdos vienen reclamando que se les permita utilizarlo para poder competir con otros países que sí lo usan, como Brasil (que también tuvo dificultades con Rusia por este mismo tema).

En Estados Unidos, este anabólico fue aprobado en diciembre de 1999 -hace 20 años- por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Pero en octubre de este año, muchos jugadores importantes del negocio porcino, por ejemplo el gigante de la carne JBS, anunciaron que dejarían de utilizar este aditivo para no tener dificultades en el mercado chino, que está aumentando sus importaciones de cortes porcinos en forma masiva por el impacto de la fiebre porcina africana en su propio rodeo.

Este viernes, se reunirán las autoridades sanitarias rusas con sus pares de Argentina y Paraguay para analizar un tema que puede poner en riesgo las exportaciones de carne a un cliente relevante de la ganadería argentina (es el quinto destino para la carne vacuna).