Eldorado. La abuela dueña de los salchichas que fuera atacada en su casa en km 11 fue dada de alta. El caso no tiene sospechosos.

La víctima fue dada de alta en el hospital Ramón Madariaga. Si bien esta recuperada en cierta forma, perdió la vista por el incidente.

El hecho, que tiene ribetes intrigantes, hasta el momento no hay sospechosos en la mira. Para la Justicia sigue siendo un caso de violencia externa y no provocado por sus nueve mascotas.
La mujer de 76 años que fue hallada en su vivienda con severas lesiones en el rostro y junto a sus nueve perros de la raza salchicha (que en un principio se creyó que la habían atacado), perdió la vista, indicaron fuentes vinculadas al caso.

La abuela fue dada de alta en las últimas horas. Estuvo internada desde el pasado domingo 6 de octubre, cuando un familiar la encontró sobre un charco de sangre en su domicilio y rodeada por sus mascotas.

Aquel domingo después del mediodía la policía fue requerida en una casa ubicada en el Kilómetro 11 de Eldorado, más precisamente sobre la calle Ana María Mogas.

Debido a la gravedad de las heridas que presentaba la septuagenaria en el rostro fue trasladada de urgencia al Samic  y desde allí derivada al hospital Ramón Madariaga de Posadas.

Al principio se creyó que la víctima fue atacada por los canes que convivían con ella, sin embargo, la causa dio un giro inesperado.

Un informe pormenorizado del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial, al que tuvo acceso este Diario Primera Edición, dio cuenta que “las heridas que presentaba no se corresponden con un ataque animal, y que las mismas fueron producidas con elementos filosos y cortantes”.

De esta manera la jueza Nuria Allou (de Instrucción 2 de la ciudad de Eldorado) comenzaría a investigar el caso como presuntas “lesiones graves”, es decir que para la magistrada el hecho está vinculado a un delito de ribetes de violencia externa.

Misterio

Hasta ahora el caso esta lleno de  intrigas. La pesquisas revelan que el inmueble donde hallaron a la mujer, en el sector de la cocina, tenía sus accesos cerrados por dentro, tanto puertas como ventanas.

La mujer y según la pericia de Luminol que detecta manchas y rastros de sangre fue atacada en ese lugar específico.

Los vecinos entrevistados por la Policía no escucharon ruidos extraños entre las 0.30 de ese domingo y minutos después de las 13, horario en que la encontró un familiar.

En el inmueble tampoco había desorden, que suele ser una característica de los robos o asaltos domiciliarios.

No faltaban elementos de valor. En un breve diálogo que tuvo con la policía, en el hospital con la mujer, habría expresado que no recordaba lo sucedido.

Paralelamente a la acción judicial, la Dirección de Acción Social y Medio Ambiente de la comuna eldoradense denunció el caso por posible comisión del delito de abandono de persona ante la fiscalía de Instrucción 2 de esa ciudad.

 

 

Fuente Base Primera Edición.