El gobernador electo de Misiones compartió escenario con el candidato a presidente del Frente de Todos en Chaco.

El gobernador electo de Misiones compartió escenario con el candidato a presidente del Frente de Todos en el multitudinario acto de cierre de campaña de esa fuerza. Fue recibido con un efusivo abrazo por Alberto Fernández quien reiteró su propuesta federalista durante su alocución. El gobernador Hugo Passalacqua había participado ayer de un acto similar realizado en Resistencia.

La defensa del federalismo es uno de los ejes centrales de la propuesta de gobierno que viene planteando Alberto Fernández incluso antes de ser ungido como candidato a presidente del Frente de Todos. Cuando recorría el país como mascarón de proa del grupo Callao, el Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner ya hablaba de la necesidad de integrar a los gobernadores a la mesa en la que se toman las grandes decisiones y en su acto de cierre de campaña celebrado en la tarde de hoy jueves tuvo un gesto simbólico que reafirmó ese compromiso.

Antes de que comenzaran los discursos, el candidato ganador de las PASO recibió en el escenario a representantes de gobiernos provinciales en los que encontró no solo afinidad política respecto a la necesidad de volver a poner al país en la senda del crecimiento, sino también interlocutores válidos para llevar a la práctica su propuesta de federalismo.

Oscar Herrera Ahuad formó parte de ese reducido grupo de representantes provinciales que subió a escena junto a Fernández, pero además se estrechó en un abrazo con el candidato presidencial que no pasó desapercibido en un contexto en el que lo gestual suele tener mayor carga simbólica que lo verbal.

Para Fernández el gobernador electo de Misiones es una pieza fundamental en el armado federal que pretende instrumentar, lo que ya quedó demostrado cuando lo eligió para encabezar junto al tucumano Juan Manzur, la comitiva que en septiembre recorrió Estados Unidos como una suerte de avanzada diplomática de una hipotética presidencia de Alberto.

El interés del candidato del Frente de Todos por mostrar a la renovación misionera como un movimiento aliado surge del respeto que supo ganarse el gobierno misionero en el concierto nacional en un contexto signado por la crisis. Mientras la mayoría de las provincias enfrenta dificultades financieras incluso para pagar sueldos y muchas de ellas incluso deben tomar deuda para afrontar gastos corrientes, Misiones puede brindar previsibilidad no solo con el pago de sueldos sino también con el desarrollo de programas de apoyo financiero al consumo, a las pymes y a las cooperativas.

Por otra parte, al tratarse el Frente Renovador de una fuerza independiente que no forma parte del peronismo, su respaldo a la candidatura de Fernández reviste un cariz más genuino porque no responde a un mandato de obediencia partidaria, lo cual no pasa desapercibido para un candidato a presidente que se esfuerza por demostrar que su armado político que incluye solamente al peronismo sino que –como reza el slogan- es con todos.