Realizarán denuncia por abandono de persona, en el caso de la mujer atacada por sus “salchichas”.

ELDORADO. La Directora de Acción Social y Medio Ambiente Florencia Leiva visitó el domicilio de la jubilada Rosa L., quien fuera atacada, en la tarde del domingo por sus propios perros.

Consultada por su competencia ante el hecho, comentó a extraprensa.com, que “el equipo llegó conformado por un inspector de zoonosis, otro inspector de saneamiento ambiental, y el veterinario a cargo de Zoonosis Jorge Libutzki”.

Agregó que “al llegar al domicilio de la damnificada, nos reciben 3 de los hijos, de la mujer anciana. En efecto se constata la existencia de 5 perros, pequeños, tipo salchichas, pero dentro del terreno. La primer medida ante los “perros”, la hace saber el Dr. Libutzki; quien pide los miembros presentes que los perros debían ser llevados al edificio de zoonosis km 5 , y dejarlos en el lugar, a efectos de realizar el procedimiento de control contra la rabia; procedimiento que demanda 10 días de observación”.

Al ser consultado por extraprensa.com el veterinario dijo; “se los aloja allí(zoonosis), para observación, por ser presuntos animales mordedores”.

En las horas siguientes de este día lunes, los familiares de la dueña de los perros raza Dachschund, nombre técnico que se le da al popular perro”salchicha”, deben acercar a los “animalitos”, al edificio de zoonosis, donde quedarán el tiempo que requiere el procedimiento.

El veterinario de zoonosis comentó a este medio que “según el procedimiento de control sobre la rabia, es tener a los animales en observación para evaluar cambios de conducta que puedan evidenciar síntomatologia clínica compatible con rabia. Otro tipo de pruebas no se les hace, pruebas medicas o químicas. Es la observación para el cambio de conducta sospechando de que pueda según la agresión, tratarse de animales con sitomatologia rábica. El centro es el organismo de control para poder diagnosticar si pueden ser animales mordedores por rabia canina o no. Es es el protocolo, si luego de los diez días de observación, no manifiestan sintomatologia clinica, se procedera a la castracion y posterior devolución de los animales o en su defecto se darán en adopción”

Denuncia policial.

Hasta lo que pudo saberse, no habría denuncia policial ante el hecho. La policia trabajo de oficio y atribuyó el hecho de defiguramiento de Rosa, que fue  producto de un ataque de sus propios perros luego de sufrir la descompensación que la llevo al desmayo y que posterior al hecho los perros actuaron, desgarrando la piel en región periocular, con exposición de ambos globos oculares, pérdida de ambas orejas. Todo esto describe el parte de policial, examinado por médico policial. La jubilada nunca pudo comentar  a la policia, ni a familiares que sucedió, recuperó en el Hospital la conciencia, pero ella no recordó el hecho, ni estaba, hasta ayer almenos, consciente de como se encuentra su rostro.

¿Ante que se encuentra Acción social que deriva en una denuncia de abandono de persona?

Consultada por este medio, la directora Leiva, hablo sobre la impresión que le dio el lugar, la casa de la damnificada y dijo: “un lugar inhabitable y como funcionaria pública dije a los familiares, hijos presentes, que más allá del accidente, del ataque de los perros, yo haré la denuncia por la situación de abandono en la que la anciana vivía. Expliqué mi impresión, y que si bien el equipo estaba por la situación de los perros, era inevitable no ver las condiciones en las que vivía la septuagenaria, pudiendo ser ccondición de vida, parte responsable de los hechos”.

“Nosotros fuimos por los perros y nos encontramos con otra situación… que eran perros salchichas, que los perros estaban dentro de la casa, que ningún perro nos corrió, no nos ladró, nada.
La parte médica no se nada.( sobre Rosa L.). Supongo se van a ocuparse si realmente fueron los perros o no. Mi sensación es que eso no era de ahí. Y siguió, “me llegaron muchos mensajes, que se pudo caer y se lastimo hace más de un día; que con toda la mugre que habia pudieron ser las ratas, otra opción. Vecinos me comentaron que hay ratas”.

Ante las observaciones de la Directora de  Accion Social y Medio Ambiente, cabe aclarar que familiares adujeron que la anciana, vivía en esas condiciones por gusto y que nunca permitió ayuda de familiares. Que no permitía la ayuden nunca en la limpieza de la casa.

En el barrio se dice que…

Allegados a este medio hablaron específicamente del estado de abandono que tenia el hogar de la anciana, era el lugar propicio para ratas, y creen que es el lugar de donde se crían las alimañas e inunda la vecindad de ellos, según quejas de algunos vecinos.

 

¿Como se encontraba Rosa L., antes del hecho?

Fuentes extraoficiales, cuentan que la jubilada, el sábado por la noche, fue parte de una cena rodeada de sus hijos, pasando un grato momento, que habría terminado mucho después de medianoche, y que uno de sus hijos,  la acerco a su casa para descansar, entrada la madrugada. Hasta que amanecio, no contestó el celular el domingo a mediodia y  la misma hija, que vive a tan sólo 2 cuadras, desidió ir hasta el domicilio de su madre, encontrandola desmayada en el suelo y lo que sigue es, un parte de prensa policial que indica el tremendo ataque sufrido a una mujer de 76 años del km 11(supone la policia), a la cuál sus salchichas casi la desgarran o destrozan o cortan.

La policia acude al llamado del samic para asistir a una jubilada en estado de abandono. Como a las 16:30, la fuerza actua de oficio en averiguación del hecho, que se tramita en el Juzgado de Instrucción N°2 de la Dra. Nuria Allau. Hasta el momento, sin más datos.

Se podría sumar al expediente la denuncia por abandono de persona  que realizará Acción Social y Medio Ammbiente.

No se a podido constatar si ha habido alguna denuncia policial, hecha por familiares. Hasta horas tempranas, la policia actuó de oficio.

Recuperación.

Rosa. L., de 76 años se encuentra internada en el Hospital Madariaga. La mujer  visiblemente, necesitará muchísimo tiempo y cirugia para recuperar su rostro de las impactantes heridas.

Le queda a la justicia, hechar luz sobre si fueron sus propios perros, otro animal o hay otra historia.