Centenario de Eldorado: “Los Toros son parte de la historia…”

Eldorado cumple sus 100 años, y “el proyecto Los toros, también está de aniversario este septiembre, cumpliendo 3 años.
Ellos también son parte de la historia de la ciudad. Mariano Hernando, profesor de Educación Ficica, llevó el rugby como herramienta, para que sirva de oportunidad en aquellas personas privadas de su libertad, por haber cometido un error en algún momento de su vida.

La idea: un deporte que transmita los valores y la diciplina.

El profesor Hernando desde el 2016, es la cabeza del equipo Los Toros,  integrado por presos de la Unidad Penal III de Eldorado.

El viernes 27,el secretario de Gobierno, y otros colaboradores de la municipalidad llevaron a  Elena Schwelm, hija del fundador de la ciudad,  con sus 93 años, acompañada de sus dos hijos, sobrina y nietas, a visitar el penal de la Unidad ll, allí fueron recibidos por personal directivo de la entidad, para conocer a Los Toros. Habían sabido de un proyecto en contexto de encierro que gesto, el  hijo de una familia amiga, pioneras también, de la ciudad y querían conocerlo y conocerlos.

Hernando dijo a extraprensa.com, “Los Toros son parte de la historia de Eldorado, porque somos el primer equipo de rugby, en contexto de encierro. Por suerte, cada una de las visitas que llegó al penal, viene con ideas y propuestas nuevas, con esto  tiene que ver, el cambiar.
La famimia del fundador se acerca con utiles, con equipos deportivos para generar en estás personas, la posibilidad de creer en este programa, por que sigan sus sueños”.

Son 77 jugadores de 350 internos, al inicio del proyecto eran 8.

“En 3 años pusimos ciertas metas para mejorar los indices de escolaridad, que cada vez haya más jugadores en el programa y bajo estos requisitos les pedimos que entrenen, que jueguen al rugby, que tengan compromiso, pero por sobre todo que asistan a la escuela, que tengan buen rendimiento académico, que se preparen para reinsertarse en la sociedad.
Muchos de los jugadores que salieron de este equipo, están están trabajando; creemos que una persona que recupera su libertad, se puede reinsertar trabajando, estudiando y haciendo deportes. Al salir en libertad. Y una vez que están afuera, tienen la obligación, el compromiso de terminar sus estudios secundarios, seguir entrenando, y seguir siendo parte del programa y ser representativos con el ejemplo”.

 

El legado

“Así como los pioneros soñaron con una ciudad un poco mejor, Los toros creen que todo el trabajo que deben hacer en relación al Rugbie, la educación y el trabajo tienen que dejar cierto legado para el que viene a la cárcel, la encuentre un poquito mejor de lo que la encontraron ellos”.

 

La anécdota.

El profesor cita y recuerda a un ex convicto: “Un jugador trabajaba incanzablemente, plantaba el pasto a mano, cada 10 centímetros, se llevaba piedras de más de 70 kilos para ubicarlos en los lugares que correspondía, para armar una cancha, pero él se iba en libertad en 2 semanas. Los compañeros preguntaban ¿para que tanto trabajo si ya se iba?, y el dijo, para que el que venga, encuentre algo mejor de lo que encontré yo.

Ahí el reconocimiento del programa”.

Sin libertad el rugby es la libertad.

Dentro del penal La hija del fundador, junto a su familia, recorrieron los pasillos y entraron a las celdas donde se encuentran los presidiarios que pertenecen al equipo.

En definitiva quienes se encuentran en ese sector, cumplen condenas no muy largas, y de buen comportamiento.

El lugar presenta murales que representación al deporte de su pasión, que los hace tener libertad de manera figurada, un toro, el nombre del equipo, un mueble empotrado en la pared, con libros, una mesa debajo y sillas. Además la improvisada biblioteca, es el sostén de varias figuras de madera talladas, que representan al rugby y una figura se destaca entre todas, Nuestra Señora del Rugby, María sosteniendo en brazos al Niño Jesús, quien tiene en la mano una pelota de rugby, qie luego pasaría a ser el presente de todos ellos a Elena, que lo recibió con lágrimas en sus ojos entre la pregunta ¿de verdad es para mi?.

 

 

Así hubieron alocuciones, la entrega de las donaciones y entre estos, el regalo de una camiseta de Rugby firmada por por uno de los jugadores de la selección de rugby de Nueva Zelanda, perteneciente a los All Blacks, donada y traida por uno de los hijos de Elena.

Momentos emotivos, muy profundos se vivieron en ese sector del penal, antes del mediodia, en un clima de temperatura más que primaveral.

 

 

 

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *