POSADAS. El ex boxeador Víctor “Koyak” Ríos disparó por celos a un gomero.

La gloria boxística que otrora coronaba a Víctor “Koyak” Ríos no fué suficiente para impedir que mediara su ira al disparar en dos oportunidades a un gomero de la capital misionero.
El mismo es buscado como sospechoso de ser el autor de disparos en un local ubicado sobre la Avenida Quaranta Nº 4940, donde funciona una gomería y en horas de la noche se apersonó con una mujer y, luego de una discusión con el encargado del local, habría disparado al aire y al dedo pulgar del mismo.
El ex boxeador se retiró del lugar y luego regresó con otra persona,según la denuncia y nuevamente le disparó en varias oportunidades, impactando en su pierna izquierda, altura de tibia y peroné. El acompañante también estaba armado y habría efectuado disparos.
Personal policial adució al lugar, se trasladó al gomero al Hospital Escuela de Agudos Ramón Madariaga, donde se recupera de las lesiones.
La policía, junto al Departamento de Criminalística, encontró diez vainas servidas y, según informaciones colectadas por la fuerza provincial, el motivo de la agresión sería por celos de parte del ex boxeador hacia el gomero, quien habría escrito mensajes amorosos a la misma.
El boxeador y su acompañante aún no fueron localizados, se encuentra prófugo y es intensamente buscado por la policía.
Ríos no es la primera vez que agrede con arma de fuego. Sus impulsos lo controlan cuando de agredir con arma de fuego se trata. Está acusado de haber baleado a un comerciante, un médico, un vecino suyo y también fué baleado por su propio padre, quien luego se suicidó.