IGUAZU. Ebria al volante atropelló vivienda pensando que era de su ex marido.

Una insólita situación se vivió en la localidad de las Cataratas, cuando Gabriel S. se vió sobresaltado en horas de la mañana al ver que un Ford Escort se había incrustado en la reja de su domicilio particular, ubicado sobre la calle Luis Honorio Rolón, del Barrio Cataratas.

Allí fué abordada por la conductora del vehículo, Tamara B. quien se encontraría en estado de ebriedad y comenzó a increparle sin conocer los motivos el ocupante de la vivienda. En el vehículo se encontraba el hijo de esta, de 18 años de edad.

Luego de ello la conductora se retiró del lugar pero retornó en horas de la tarde y en compañía de su hijo y nuevamente fué agredido.

Personal policial acudió al domicilio y, en resguardo de la mujer, fué trasladado a la Comisaría, como del habitante del inmueble para establecer los motivos, siendo secuestrado el vehículo por los daños producidos.

Se estableció que efectivamente el ex marido de la mujer vivía en el domicilio pero fué desalojado por deudas que tenía del inmueble y la vivienda de Iprodha fué adjudicada a un nuevo propietario y que era el que vivía en el inmueble.