Eldorado.”Casi” solas, Madres de adictos en lucha.

Hasta el momento, las madres con sus hijos adictos siguen la lucha “casi”solas. Las redes no se pueden fortalecer porque las prioridades del Estado son otras, aunque en estos días, aparezcan nuevas esperanzas gracias a la reapertura de charlas en el CDE.

Al inicio del mes, fuerzas de seguridad, el concejal Fabio Martínez, la doctora Yolanda Caballero, el equipo de salud mental, un representante legal del SAMIC, Diat, y una organizacion barrial, y coordinador del Nea, de acceso a la justicia.

Asistieron al recinto deliberativo para esa charla. En conclusión, la reunión sirvió para dejar en claro pautas a mejorar en la contención, la vocera e integrate Karina Aliendre hablo con extraprensa.com y resume en dos frases, el encuentro “no hay compromisos, no hay respuestas”. También recordó los proyectos de centros asistenciales en la provincia donde, uno se construiria en esta ciudad.
Esperan próximo encuentro en octubre.

Sin redes o bien insuficientes.

La ley de salud mental exige redes en todos los estamentos del Estado municipal y provincial para establecer la conexión necesaria para contener a los adictos en su abstinencia, y su calidad de vida.

Las madres hablan nuevamente de los pocos profesionales existentes en salud mental.

Si bien hay un protocolo en el hospital que se activa al ingresar un enfermo en crisis de abstinencia, desde el nosocomio dicen que ha bajado el número de estos casos que concurran por ayuda.

18 enfermos adictos en cada barrio.

No existen estadísticas oficiales de cuantos adictos en barrios existen y necesitan contención.

Las mismas madres hablan de sus propios censos, de sus experiencias hablando y conociendo a vecinos con problemáticas, barrio Durían, 9 de julio, y otros barrios y presumen habria entre 18 y 20 enfermos droga dependientes en cada barrio.

Las madres cuentan que algunos son atendidos en sus casas o directamente la calle, o están inclusive, abandonados por sus familias.

Como llevan la carga emocional.

Cada 20 días una psicóloga de salud mental, trata a las madres en lucha, con hijos droga dependientes. Además realizan periódicamente, reuniones de desahogo, para sentir alguna contención más entre los lazos de quienes comprenden el oscuro tránsitar, de esta enfermedad.