ECONOMIA. El reperfilado lo hizo: Argentina en “Default Selectivo” y sería por un día.

La deuda argentina volvió, cinco años después, a un lugar que se creía inesperado: “default selectivo”. Esa calificación fue otorgada por la agencia de riesgo crediticio S&P, que rebajó las perspectivas de pago de los títulos emitidos por el país. Sin embargo, esa nota podría ser revisada este mismo sábado.

“Cuando los nuevos términos (la reperfilación de la que habla el Gobierno) se conozcan, el ‘default’ podría ser subsanado”, dice S&P. En ese caso, durante el mismo sábado habrá una revisión que sacaría al país del “default” y lo pondría con una mala nota, pero no la peor.

El Ministerio de Hacienda dijo este jueves por la noche que la calificación está en vigencia sólo por un día. En un comunicado, la cartera a cargo de Lacunza explicó que “significa el incumpliento parcial de alguna de las condiciones de emisión, en este caso el plazo, no el monto ni los intereses” y que “es selectivo porque se considera que el emisor continuará honrando el resto de sus compromisos”.

“Lo importante es que que estará en vigencia por un día”, agregó el ministerio en un comunicado, que destaca que Standard & Poor’s “anuncia en su comunicado que mañana [viernes 30 de agosto] la elevará, cuando entre en vigencia el nuevo calendario de pagos”. “Tras la incapacidad de continuar colocando títulos de corto plazo con el sector privado, el gobierno argentino extendió unilateralmente el vencimiento de todos los documentos a corto plazo”, puntualizó la agencia sobre la medida.

“Eso es default según nuestros criterios”, agregó. “En particular para las entidades calificadas como B-, la extensión de los plazos de pago de la deuda corto plazo sin una compensación constituye un default”, explicó Standard & Poor’s. “Las mayores vulnerabilidades del perfil crediticio de Argentina provienen del entorno financiero que se deteriora rápidamente”, consideró en un comunicado.

A pesar de que las medidas del ministerio de Hacienda contemplan un reacuerdo entre bancos argentinos y holdouts, un fracaso de las negociaciones podrían hacer que Argentina se declarara en “default”.

¿Por qué es un “default selectivo”?

La última vez que Argentina entró en default selectivo fue en 2014, durante el gobierno de Cristina Kirchner, después de que venciera el plazo del país para pagar US$539 millones de deuda. El selectivo porque existe la imposibilidad de pagar una deuda por cuestiones ajenas al pagador o si se cambia la legislación de pago o las condiciones de contrato o temporales.

Standard and Poor’s, podría revisar su clasificación si finalmente se anunciara una manera de efectuar los pagos. El miércoles el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció que se propuso al FMI “iniciar un diálogo para reperfilar los vencimientos de deuda” después de que el organismo otorgara en 2018 un auxilio financiero de 56.000 millones de dólares cuyos primeros vencimientos llegarán en 2021.

El Gobierno anunció la reprogramación de los vencimientos de letras con acreedores institucionales privados, extendiéndolos hasta por seis meses para desahogar su cartera de corto plazo y aliviar la tensión cambiaria que hundió un 20% el valor del peso en dos semanas.

También se envió al Congreso un proyecto de ley para impulsar un refinanciamiento voluntario de vencimientos de deuda “sin quita de capital ni de intereses y con la sola extensión de plazos”, dijo Lacunza el miércoles.

Hernán Lacunza – Ministro de Hacienda