IGUAZU. Preocupa la abrupta bajante del Río Iguazú y hay temor en provisión de agua potable.

El instituto Misionero de Agua y Saneamiento emitió un comunicado de prensa informando a los vecinos de la ciudad de las Cataratas que se podrían presentar problemas para la distribución del agua potable debido a la bajante extraordinaria en el caudal del río, ya que es muy probable que se deba interrumpir el bombeo del líquido vital desde la toma de agua hacia la planta potabilizadora para el proceso de potabilización.

“Solicitamos a la comunidad que pongan especial atención en el cuidado del agua ya que esta situación ajena al Instituto podría afectar a toda la comunidad. Cabe destacar que el personal se encuentra trabajando y monitoreando el descenso del río buscando solucionar el problema para evitar que esta situación provoque problemas aún mayores”, explicaron.
Se cree que la bajante del rio está relacionada al cierre de las compuertas de la nueva represa Baixo do Iguazú, que ha modificado considerablemente el comportamiento del río, esto también se ve reflejado en la cantidad de agua que se desploma en los 275 saltos de las Cataratas del Iguazú.
A las 13 se registró un caudal de 919 metros cúbicos por segundo cuando el valor normal oscila entre 1500 y 1800 metros cúbicos.
Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *