BERNARDO DE IRIGOYEN. Comenzó a operar el radar meteorológico y Eldorado está en la cobertura.

El radar meteorológico instalado en Bernardo de Irigoyen ya está operativo y emitiendo datos que son utilizados para armar los pronósticos y alertas; así lo informaron desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) a un medio provincial. “La etapa de calibración de los equipamientos comenzó hace un año, una vez concluida esa parte y cuando se pudo constatar que la información que estaba emitiendo el radar coincide con la de las estaciones meteorológicas concluyó esa faceta y el radar comenzó a operar normalmente”, señaló Cindy Fernández, meteoróloga del organismo.

De esta manera el radar ubicado en el Norte misionero se integró al Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (Sinarame) que busca cubrir toda la geografía argentina con este tipo de tecnología desarrollada por el Invap (empresa del Estado argentino de alta tecnología dedicada al diseño, integración, y construcción de plantas, equipamientos y dispositivos en áreas de alta complejidad) en la provincia de Río Negro. El equipamiento cubre casi toda la superficie provincial, parte del Sur brasileño y parte de Paraguay. “Para nosotros como meteorólogos es algo fantástico porque significa que podemos hacer un pronóstico más preciso, poder chequearlo y contrastarlo. Y a largo plazo va a significar poder prevenir con más anticipación un fenómeno meteorológico que pueda causar fuertes lluvias o inundaciones, va a ser muy beneficioso para toda la región”, sostuvo la especialista.

El radar empezó a armarse en noviembre de 2015, sin embargo su calibración y puesta en funcionamiento se demoró varios años más dada la falta de una línea eléctrica y de fibra óptica que precisaba el equipamiento que está montado en el predio de la Estación Meteorológica de Bernardo  de Irigoyen.

“Tiene un área de cobertura de 240 kilómetros a la redonda, es muy importante que se instale en Misiones porque se registran muchísimas tormentas severas y este radar nos sirve para hacer un pronóstico y poder alertar a la población a corto plazo”, sostuvo la trabajadora del Servicio Meteorológico Nacional.

“Con el radar podemos saber cómo se está desplazando la tormenta y si va variando, si es probable que tenga granizo, es una herramienta importante para anticipar el impacto de las personas y así resguardar la salud de las personas y sus bienes”, añadió.

“Como provincia firmamos un acuerdo de cooperación con Sinarame, somos usuarios de los datos pero la responsabilidad sigue siendo exclusiva de ellos”, comentó Daniel Fernández Catá, director de Alerta Temprana. En esa línea sostuvo que en los últimos tiempos se colocaron cuatro estaciones meteorológicas que sirven de soporte para el radar y están diseminadas en en el paisaje protegido del lago Urugua-í, el predio del aeroclub en Eldorado, el Inta de San Vicente y el Inta de San Antonio.

“Los registros de las estaciones permiten contrastar si la información que interpreta el radar es fiel a lo que sucede en la atmósfera, esto nos va a indicar que se logró la calibración. Porque el radar en sí no mide lluvias sino que mide reflectividad, es un equipo de diagnóstico por imágenes que se contrasta con lo que miden las estaciones meteorológicas que sirven como apoyo al radar”, agregó Fernández Catá.

Además se mostró contento al saber que ahora Misiones cuenta con esta tecnología de punta: “Para nosotros significa que vamos a tener pronósticos de mayor calidad para monitorear lluvias y tormentas en el corto plazo, algo que sin el radar no lo podés hacer”. Y siguió: “Vamos a poder ver la envergadura de una tormenta, si viene con granizo o hasta la génesis de un tornado y mandar alertas. Vamos a saber lo que va a pasar de acá a una o tres horas, algo que hasta ahora no lo podíamos hacer. Y para Misiones donde vemos como en los últimos años las tormentas se van intensificando es un gran avance”.

Sin embargo precisó que a la provincia todavía le hace falta, para aprovechar más este tipo de tecnología, “contar con recursos humanos calificados”.

La zona exacta donde habrá una tormenta

Con esta nueva tecnología se podrá delimitar la zona exacta donde se va a desarrollar una tormenta fuerte. “Los radares meteorológicos juegan un rol fundamental en la elaboración de Avisos Meteorológicos a muy Corto Plazo (ACP). Estos ACP se emiten cuando se identifican tormentas fuertes o severas. El aviso consiste en delimitar, con un polígono sobre la imagen de radar, la ubicación de las tormentas fuertes o severas y el área que puede ser afectada durante el desplazamiento de los sistemas. Al igual que en muchos otros países, el alerta por tormentas fuertes y el ACP se complementan entre sí: el alerta avisa entre 6 y 24 horas antes qué regiones del país pueden tener tormentas fuertes, mientras que el ACP delimita las regiones del país donde se están desarrollando dichas tormentas”, precisaron.