ECONOMIA. Petroleras analizan nueva suba del valor del combustible.

A pesar de los esfuerzos de algunos ministros, no habría congelamiento en los valores de las naftas y el gasoil, que subirían cerca del 2 por ciento

Los intentos de algunos funcionarios de alto rango del gobierno de Mauricio Macri por incluir a las petroleras en el paquete de medidas lanzado para contener la suba de precios de la economía no tuvo éxito.

La idea había partido del Ministerio del Interior como estrategia aleatoria para sostener en el tiempo el acuerdo alcanzado con las empresas productora y las grandes cadenas de supermercados para congelar por seis meses el valor de una canasta de 64 productos.

El objetivo era el de contener uno de los principales costos que deben enfrentar las compañías como es el de logística y distribución que suele aumentar con cada retoque que las petroleras realizan a los precios de sus combustibles.

Decían que, trasladado el “pacto de caballeros” al sector de hidrocarburos se evitarían problemas con los empresarios que aceptaron participar del plan del Gobierno para incentivar el consumo y retomar, de algún modo, la iniciativa política de cara a las elecciones nacionales de octubre próximo.

Sin embargo, la iniciativa quedó frustrada por la negativa de los funcionarios del área de Energía y por datos de la realidad, vinculados a los movimientos que vienen evidenciando los valores de varios de los componentes que empujan hacia arriba el precio de las naftas y el gasoil.