BERNARDO DE IRIGOYEN. A pedradas mataron a cachorro de ocelote.

En la tarde del último viernes un grupo de ciclistas brasileños, que recorría la ruta provincial 17, a la altura del paraje Piray Miní, aproximadamente a unos 25 kilómetros de la ciudad de Bernardo de Irigoyen, encontró muerto sobre la calzada a un cachorro de gato ocelote.
Luis Gnoatto, uno de los ciclistas y periodista brasileño, comentó que el hallazgo fue aun con el cuerpo caliente al pequeño felino, pero ya muerto y no pudieron hacer nada.
Pero lo más triste es que lo mataron a pedradas, “gente sin corazón, nos da tanta impotencia y tristeza ver tanta maldad hacia un animal que es parte viviente de nuestra región y se encuentra en vías de extinción”, se lamentó.
Una vez más, la falta de conciencia de proteger la fauna nativa misionera hace aguas en parte de la población, dejando sin especies a ejemplares como este ocelote y que se encuentra en vías de extinción.