GUERRA DE SERVICIOS. Telefónica le cortó el servicio telefónico por deudas a la municipalidad y esta le clausuró las oficinas.

No avanzaron en la negociación y ambas partes tomaron represalias. Una disputa judicial entre la Municipalidad de San Carlos de Bariloche y la empresa Telefónica tuvo este jueves su punto más álgido cuando la compañía interrumpió el servicio de comunicaciones a la comuna y, como devolución, el municipio clausuró una de las oficinas que la empresa tiene en pleno centro.

Por su parte, el municipio adeuda $ 2.600.000 en concepto de los servicios de telefonía móvil y fija. Como no se pusieron de acuerdo en la negociación, la empresa optó por interrumpir el servicio de comunicaciones y el municipio le clausuró las oficinas.

Desde la Secretaría de Hacienda se informó que la empresa interrumpió las negociaciones para el cobro de ese monto. La deuda que reclama el municipio se compone de la tasa de verificación de las estructuras portantes de antenas y la tasa de reempadronamiento de las estructuras portantes.

En total se trata de 18 antenas distribuidas dentro del ejido municipal, de las cuales 12 corresponden a Movistar. Precisamente, el monto adeudado comprende 1.800.000 pesos a cargo de Telefónica y 3.800.000 pesos a nombre de la operadora de telefonía celular.

A raíz de este proceso, esta tarde (11/4) la empresa decidió hacer efectivo el corte de los servicios contratados por el municipio, generando inconvenientes en las comunicaciones y en la atención al público en las Delegaciones.