ELDORADO. La Diputada eldoradense Britez le dió un par de zapatillas en pleno debate al Jefe de Gabinete Marcos Peña.

“Con el alma y el espíritu no se pagan las cuentas”. Fueron las palabras con las que se dirigió la diputada nacional por Misiones Cristina Britez a Marcos Peña durante la sesión ordinaria desarrollada en el Congreso de la Nación, a la que asistió el Jefe de Gabinete para brindar el informe de gestión y en la que la legisladora volvió a elevar el reclamo por la delicada situación que atraviesa la fábrica de zapatillas Dass de la ciudad de Eldorado.

Asimismo la misionera le entregó un par de zapatillas al Jefe de Gabinete de Ministros, las cuales se fabrican en la planta de Dass de Eldorado. Al respecto en su discurso Britez señaló: “Quiero que sepan lo que está pasando en mi ciudad en Eldorado con la fábrica de zapatillas Dass instalada en el año 2007, la más importante del norte del país, estas zapatillas que son hechas 100% por manos argentinas, hoy ya no se venden más, hoy con el gobierno nacional de Mauricio Macri y la aplicación de sus políticas económicas como la apertura indiscriminada de las importaciones, la inflación hasta las nubes, la caída de las ventas, las altas tasas de interés hacen que estas zapatillas no se vendan más, y atrás de ellas hay personas de carne y hueso, miles de puestos de trabajo que hoy se han perdido, se han destruido”.

En el sector del calzado se perdieron 9.000 empleos en 4 años

La apertura de importaciones, la pérdida del poder adquisitivo y la consecuente caída del consumo tuvo un importante impacto en el sector

La industria del calzado es uno de los sectores donde la crisis económica tuvo mayor impacto. Con la apertura de importaciones, la pérdida del poder adquisitivo y la caída del consumo durante la gestión de Mauricio Macri, se perdieron 9.000 empleos desde 2015 a la fecha.

El cálculo lo hizo Agustín Amicone, titular de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (Uticra).

“Para marcar la situación que padecemos hay que decir que en el mejor de los casos, que no abundan, nuestra actividad está absolutamente planchada”. Hasta 2018 la corrosión de empleo alcanzaba en esa área a 6.000 puestos y en un año sumaron 3.000 cesantías, según estimaron desde la organización sindical.