En grave estado alumno golpeado en una escuela.

Un alumno de cuarto año del Bachillerato con Orientación Polivalente (BOP) 2, de la localidad de San Martín, fue agredido en el baño de la institución y sufrió un traumatismo de cráneo grave, por lo que tuvo que ser derivado de urgencia al hospital Madariaga de Posadas, donde al cierre de esta edición se hallaba en coma inducido y con riesgo de muerte.
Son horas de angustia e incertidumbre para la familia de Maximiliano S. (16), ya que los profesionales que lo asisten confirmaron que el joven padecerá algún tipo de secuela por la gravedad del cuadro.
Ayer fue intervenido quirúrgicamente y se logró drenar la sangre del cerebro, aunque persiste la inflamación y las próximas 48 horas serán clave para evaluar su evolución.
En tanto, en relación al hecho, su tía Mariela Tatarinoff manifestó que, si bien en un primer momento trascendió que el menor fue agredido por otro chico de su misma edad, ya en su casa la víctima mencionó que fueron dos los atacantes.
El hecho se registró el miércoles en el primer recreo del turno tarde del BOP 2, cuando Maximiliano se hallaba en el baño charlando con un compañero, circunstancia en la que fue brutalmente golpeado. Incluso, no se descarta que le hayan pateado la cabeza.
Según la denuncia radicada ante la comisaría de San Martín por su mamá, Silvia Tatarinoff (34), alrededor de las 14.15 del miércoles recibió un mensaje de texto de la preceptora de su hijo, quien le manifestó que el adolescente estaba descompuesto y se retiraría del colegio. Pero, al llegar a su domicilio, no contó que lo agredieron y se limitó a decir que le dolía el hombro. A media tarde llegó su hermana que asiste a la misma institución, quien le contó a la madre que el chico tuvo una pelea.
Brutal ataque
Con el transcurso de las horas, Maximiliano comenzó a evidenciar un fuerte dolor de cabeza y su mamá decidió trasladarlo al hospital Samic de Oberá, donde los estudios de rigor determinaron un traumatismo craneoencefálico grave y su derivación urgente al Madariaga.
“No nos imaginamos que era tan grave, pero los médicos nos dijeron que si la cirugía se demoraba se moría. Ya nos dijeron que perdió una parte del cerebro y puede quedar en estado vegetativo o paralítico”, comentó Mariela Tatarinoff, y añadió: “Le va quedar alguna secuela, pero puede ser mínima porque tiene la ventaja de ser joven”.
En diálogo con El Territorio desde Posadas, la tía del menor comentó detalles del último parte médico.
“Los médicos nos explicaron que el cerebro quedó muy comprimido y por eso está tan delicado. La última tomografía mostró que la cirugía salió bien porque se pudo drenar la sangre que tenía en la cabeza, pero el cerebro está inflamado y hay que esperar la evolución en las próximas 48 horas. Recién si se desinflama le pueden despertar del coma farmacológico para ver su reacción”, detalló.
También comentó especificaciones sobre la agresión que padeció su sobrino, siempre a partir del testimonio del propio chico en las horas previas al agravamiento de su cuadro.
Al respecto, mencionó que “contó que estaba conversando con otro chico y se reían y aparentemente el agresor se sintió perseguido y le golpeó a traición. Le pegó y se golpeó contra la pared, pero parece que fueron dos los que le pegaron”.
Asimismo, indicó que “a simple vista no se notaba el golpe, no quedó azul ni tenía chichón porque fue una lesión interna”.
Ante la gravedad del hecho, desde el Juzgado Correccional y de Menores ordenaron la recepción de testimoniales a compañeros y docentes que pudieran aportar datos para confirmar la identidad de los agresores.
Fuente: El Territorio.