COLONIA DELICIA. Nueva multa al intendente de casi nueve millones impuesta por el Tribunal de Cuenta.

Eberth Vera fue sancionado por no rendir gastos en conceptos de fondos recibidos desde Provincia y Nación. Su hermana, Guillerma Vera, era tesorera en ese entonces. El intendente de esta localidad, Eberth Vera, fue multado nuevamente por el Tribunal de Cuentas de la Provincia por un monto de $8.936.811 debido a irregularidades contables y administrativas durante su gestión en el ejercicio 2014.

El cargo pecuniario alcanzó también a la tesorera y hermana del acalde, Guillerma Vera, y al contador municipal Sebastián Manuel Duda.

Es que, de acuerdo a la Sentencia 1048/18, con fecha del 29 de noviembre del año pasado, el Municipio fue sancionado “por no presentar rendiciones correspondientes” a obras para las cuales recibieron financiación provincial y nacional.

En este sentido, la multa en un primer momento fue por $23.623.664, sin embargo se redujo luego de que se presentara un recurso de revisión, interpuesto por Duda, contra la sentencia que desaprobó en un primer momento la rendición de cuentas del ejercicio 2014.

Entre los reparos que realizaron desde el Tribunal de Cuentas, se encuentran las incongruencias en las rendiciones del Presupuesto 2014, cuando el total autorizado para el gasto fue de $21 millones, cifra que no se condice con las imputaciones contables efectuadas en carácter de aperturas presupuestarias, las que alcanzaron la suma total de $25 millones.

Se advirtió además el incumplimiento de entrega de las órdenes de pagos realizados a cuentapropista del municipio y de las constancias vinculadas a la recaudación de impuestos provinciales.

En el listado figuran operaciones que van desde los $2 mil y hasta los $44 mil, con depósitos que se hicieron a distintos proveedores de insumos y cooperativas de trabajo, que estaban a cargo de la construcción de viviendas y empedrados en el municipio, cuyos aportes suman un total de $1.002.554.

Asimismo, se observó que en las cuentas especiales de la Comuna ingresaron fondos provenientes de terceros, muchos de los cuales tampoco han sido justificados. Entre ellos figuran: convenios de planes nacionales ($2.716.132), convenios del IPRODHA ($3.989.622), Programa Acondicionamiento de Edificios Escolares ($19.253), Dirección General de Rentas IPA ($41.535) y FEP ($19.372), y deudores de préstamos BMSA ($119.495).

Señalaron, además, que “la Municipalidad de Colonia Delicia ingresó documentaciones correspondientes a la rendición del Presupuesto de 2014 fuera del término previsto para la rendición anual”. Y que “los responsables de la administración municipal no han depositado a favor de la DGR de Misiones los importes recaudados en concepto del IPA y el FEP durante el mencionado ejercicio”.

Por todo esto, se estableció que el cargo por estos desmanejos “deberá ser depositado en el término de 15 días hábiles contados desde la notificación de la presente sentencia” y que “una vez vencido el plazo correrán los intereses de la tasa activa aplicada por el banco”.

Antecedentes

No es la primera vez que Vera recibe una multa de estas características, ya que en octubre del año pasado, el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Misiones desaprobó la rendición de la Municipalidad correspondiente al ejercicio 2013 y ratificó la sanción al intendente de Delicia, junto a su hermana Guillerma Vera. De esta forma, se dispuso que los hermanos Vera debían abonar el cumplimiento de la sanción con dinero de sus bolsillos. El fallo determinó un cargo de $2.726.374 para los involucrados.

Las irregularidades marcadas en la documentación, presentada por el Tribunal de Cuentas al Concejo de Colonia Delicia, se focalizaron en la falta de registros que justifiquen los movimientos contables y de mercaderías en relación a ayuda social, alquiler de albergue estudiantil, pensiones, licitaciones de construcción y cuentas especiales, entre otras actividades.

Según se detalló, “los responsables (Eberth Vera y su hermana Guillerma) adquirieron mercaderías para personas de escasos recursos”.

Sin embargo “faltan los recibos o comprobantes del gasto firmado por el beneficiario, con aclaración de nombre, apellido, número de documento y domicilio”, con lo cual no se puede constatar la legitimidad del cuestionado procedimiento.

En tanto que, sobre el alquiler del albergue estudiantil en Posadas, que representó un movimiento de 15 millones de pesos como cuenta de transferencia corriente de ayuda, los imputados “no presentaron contrato y dispositivo legal de aprobación del gasto”, ni recibo o comprobante del gasto firmado por la persona responsable de administrar el dinero recibido. Todo esto entre otras irregularidades en las cuentas municipales.

Fuente: Primera Edición.