MONTECARLO. Hermanos condenados por raid delictivo como motochorros.

Mediante un juicio abreviado realizado en el Tribunal Oral Penal 1 de Eldorado, se impuso una a Hugo Cáceres Doldán, de 40 años, a seis años de prisión y su hermano Celso Cáceres Doldán, de 28 años, a cinco años y seis meses de cárcel, quienes dieron rienda suelta a sus andanzas en la modalidad de kmotochorro en montecarlo.

El primero de los hechos por los que fueron juzgados ocurrió el 11 de agosto de 2016, en la avenida Paraguay de esa ciudad, más precisamente frente a la Escuela 254. Alrededor de las 17.30, caminaba por allí una mujer de 42 años, quien se vio sorprendida por la presencia de dos sujetos a bordo de una moto.

Uno vestía campera oscura y el otro un rompeviento azul. Ambos estaban con cascos puestos. Se pusieron a la par de la víctima y el que iba de acompañante se bajó y le apuntó con un arma, la cual se comprobó posteriormente que era de aire comprimido. “Dame todo lo que tenés y tu celular”, le dijo el delincuente, a lo que la mujer hizo caso omiso. Ante esto el ladrón le arrebató el teléfono y la suma de 700 pesos, para luego escapar con su cómplice en contramano por calle Belgrano.

Al día siguiente el dúo salió a llevar a cabo un raíd delictivo que en principio fue doble, hasta que quedó trunco. En un lapso de diez minutos atacaron a otras dos mujeres. El 12 de agosto, aprovecharon la paz de la fría siesta montecarlense para abordar a una joven de 20 años que caminaba hacia una parada de colectivos del barrio Malvinas II. A las 14.30 y a bordo de la misma Zanella 150 con la que habían robado el día anterior, se acercaron a ella y le dijeron: “Tenés miedo”. Acto seguido, le arrebataron de la mano un celular y se dieron a la fuga hacia el centro.

Y a las 14.40 se toparon con la que fue su última víctima. Otra joven de 25 años que caminaba por calle Brasil, a una cuadra del circuito biosaludable de la ciudad. En ese lugar le sonó el teléfono que llevaba en su mochila por lo que detuvo su marcha para contestar la llamada. En ese momento fue asaltada por los hermanos. Esta vez, uno de ellos no llevaba casco sino una gorra de color oscuro.

Éste le dijo: “Entregame todo lo que tenés”. Apuntándole con la misma arma con la que cometió el primer hecho el día anterior, le arrebató el celular con funda, dentro de la cual tenía su DNI y 50 pesos para volver a darse a la fuga. Esa tarde, al menos Montecarlo se iba librar de ellos porque salieron por la ruta 12 en dirección a Puerto Piray.

Pero no contaron con que la Policía ya estaba advertida de sus andanzas. Tras escapar de un control que había montado el Comando Radioeléctrico para interceptarlos, terminaron detenidos luego que se desatara una intensa persecución por caminos aledaños a la cinta asfáltica.

Posteriormente la investigación determinó que la moto con la que habían salido a cometer los ilícitos había sido robada en Puerto Rico. Los hermanos terminaron con una causa judicial por “robo calificado” que llegó al Tribunal de Eldorado. Ayer estaba previsto que comenzara el debate, pero tras un acuerdo entre los acusados, el defensor oficial y la fiscalía, ofrecieron un juicio abreviado.

Se reconocieron como los autores de los hechos que se les incriminaban y la responsabilidad penal que les cabía. En este sentido, los magistrados Atilio León, Lyda Gallardo y María Teresa Ramos, homologaron el acuerdo de las partes y resolvieron: condenar a Celso Cáceres Doldán a la pena de “cinco años y seis meses de prisión”. En tanto su hermano, Hugo Cáceres Doldán, fue sentenciado a “seis años de prisión más costas y declarándolo formalmente reincidente por tercera vez”.

Antecedentes

Una de los últimas novedades judiciales que tuvo Hugo Cáceres Doldán, fue el pedido de elevación a juicio por el asalto que sufrió un abogado y exconcejal de Montecarlo, en julio de 2015. Pero según pudo averiguar este Diario, sus problemas con la ley datan de al menos más de una década. Inclusive llegó a estar detenido dos veces purgando condenas.

Fuente: Primera Edición.