OBERÁ. Banda de delincuentes disfrazados de empleados de correo asaltan a familia.

Una banda de delincuentes vestidos con uniformes del Correo Argentino protagonizaron un asalto. El blanco del robo fue una vivienda obereña, ubicada en calle Gunther. Tras hacerse con 150.000 pesos en efectivo y un alhajero con joyas de oro, huyeron y son intensamente buscados por todas las dependencias de la Unidad Regional II.

Según relató una de las víctimas, a las 9:30 aproximadamente se presentaron en su casa un hombre y una mujer, quienes manifestaron ser empleados del Correo Argentino – vestían un uniforme similar- y tenían dos cajas que dijeron se trataba de una encomienda para la hija de Nina K. (63), por lo que ésta les abrió el portón.

Apenas ingresaron, redujeron a Nina y su hermana Emilia K. (58) y se sumaron tres personas más, integrantes de la misma banda. Las dos mujeres fueron maniatadas; además golpearon a Nina para exigirle la entrega de dólares. Tras hacerse con la importante suma de dinero, los delincuentes huyeron. Las víctimas una vez que se liberaron solicitaron ayuda a familiares.

La propietaria de la vivienda fue trasladada al hospital Samic de Oberá, donde recibió asistencia y según el diagnóstico médico, presenta un golpe en el rostro y dolores en distintas partes del cuerpo. De acuerdo a lo que manifestó a la Policía, los autores del hecho portaban armas de fuego tipo revólver.

La Policía lleva a cabo una intensa investigación para esclarecer el ilícito. Un dato particular es que los delincuentes conocían el nombre de la hija de la dueña de casa, no solo lo mencionaron, sino que tenían escrito en las cajas con la supuesta encomienda y se presume que sabían de la existencia de dinero en la vivienda.

En el lugar la división Criminalística realizó la pericias de rigor. Interviene el Juzgado de Instrucción 1 de Oberá.