LORETO. Se amotinaron presos y finalizó con traslados.

Se vivieron situaciones de incertidumbre cuando uno de los guardiacárceles fue tomado como rehén por tres reclusos que se amotinaron exigiendo -aparentemente- mejores tratos y condiciones, como así también el avance de las causas en el ámbito judicial. El amotinamiento tuvo lugar minutos antes de las 22 en el Módulo A, que contiene aproximadamente a 90 internos repartidos entre las celdas.

Los reclusos identificados como Raúl Ricardo ‘Ricky’ Ríos (condenado a 19 años de prisión por el asesinato de Guido Kachuk), Francisco Enrique Zarza (condenado a 25 años de prisión por robos calificados, con penas unificadas) y Pablo Vargas (detenido sin condena hace más de seis años, por robos calificados), aprovecharon un descuido del penitenciario para tomarlo como rehén bajo presunta amenaza de muerte.

El último de los reos mencionados se habría puesto al frente del reclamo, contando aparentemente con apoyo de los otros reclusos, teniendo Ríos una faca, se informó extraoficialmente.

El Alcaide inspector José Vallejos, se puso al frente de las negociaciones pudiendo descomprimir la situación. Para lograr el control de la unidad carcelaria fue necesaria la intromisión de los grupos especiales del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), que sitiaron la unidad carcelaria, tanto adentro como en los alrededores.

Una vez que el uniformado en riesgo estuvo a salvo y la calma se adueñó nuevamente del lugar, los reclusos que estuvieron al frente de la revuelta fueron alojados en la Unidad Penal III de Eldorado y en la Unidad Penal VIII de encausados y procesados de Cerro Azul.