POSADAS. Policías de vacaciones realizaban ejercicio, vieron actitud sospechosa y secuestraron 26 panes de marihuana.

El hecho ocurrió en el Acceso Oeste, donde dos policías provinciales realizaban ejercicios físicos. Los efectivos, comisario Neris y la oficial principal Vanessa Torres, realizaban ejercicios en la parte de atrás del hospital Carrillo cuando notaron movimientos extraños por parte de dos sujetos que trasladaban bolsas de polietileno.


Al dar la voz de “ALTO POLICÍA”, los sospechosos huyeron del lugar y abandonaron el cargamento. Tras un intenso rastrillaje, entre las malezas se halló 26 panes de marihuana que dieron un peso superior a los 18 kilos.

En el lugar se hizo presente el jefe de unidad, comisario mayor Vivero, quien superviso el procedimiento junto a personal de Comando Oeste.