MONTECARLO. Planifican realizar corte de RN 12 en la Rotonda.

Este jueves, a las 08:00 hs. planifican realizar el corte de Ruta Nacional Nº 12, altura rotonda de esa localidad. El MPL (Movimiento Pedagógico de la Liberación) y tareferos de Montecarlo definieron en asamblea cortar la ruta nacional 12 el próximo jueves, en el marco de un plan de lucha lanzado con múltiples reclamos al gobierno provincial, según lo confirmó este lunes, el delegado de la CTA en Montecarlo y refennete del sindicato docente, Rubén Ortiz.

El comunicado:

El día 15 de febrero se realizó en Montecarlo una asamblea de trabajadores que contó con la presencia de desocupados, tareferos, campesinos, originarios y trabajadores de la educación (porteros, cocineras y docentes, entre otros). Allí se analizó la crítica situación enmarcada en un severo ajuste donde la inflación y la devaluación han corroído el poder adquisitivo de las masas trabajadoras ocupadas y desocupadas, en el marco de un concierto de políticas recesivas dictadas por el FMI y ejecutadas por los gobiernos nacional y provincial.

Los tarifazos han sido el medio de una transferencia descomunal de ingresos hacia un puñado de monopolios y empresarios, los verdaderos ganadores de este modelo económico. Boletas exorbitantes de luz y agua, junto a la deficiencia en la prestación de los mismos (cortes periódicos, directa ausencia), más aumentos en los combustibles, gas y transporte urbano, entre otros, exponen este panorama verdaderamente desolador.

Las escalofriantes cifras del aumento de la pobreza, la explotación y la marginación son el verdadero correlato de la timba financiera y del endeudamiento y fuga de capitales que perpetra un sector vinculado a las finanzas y a la especulación sentado en ambos lados del mostrador, como accionistas de empresas o CEOs y al mismo tiempo al frente de cargos públicos estatales.

Esta situación se torna muy aguda en vísperas del acercamiento del inicio de clases. Es evidente que el deterioro salarial que sufre el sector educativo no escapa este cuadro general de pauperización de las condiciones materiales del conjunto de las masas trabajadoras, lo que expone que no están garantizadas las condiciones más elementales para el comienzo del ciclo lectivo. ¿Qué educación digna y de calidad se puede brindar en este contexto de miseria, de hambre y necesidades? ¿Cuál debe ser el rol de la escuela pública entonces? ¿Mirar para otro lado y hacer como si nada pasara, apelar al “apostolado docente” y soportar sin quejas la crisis, o ponerse codo a codo con las demandas del conjunto de nuestro pueblo para educar con un sentido liberador?

Ante ello, se ha elaborado un pliego de reivindicaciones fundamentales:

Los tareferos planteamos que el comedor escolar comience a funcionar desde el inicio del ciclo lectivo, kit de útiles escolares y guardapolvos, aumento de la tarjeta social de $2300 a $4600, $3000 la tonelada de hoja verde y un Bachillerato para tareferos. Los desocupados expresamos que el comedor escolar comience a funcionar desde el inicio del ciclo lectivo, kit de útiles escolares y guardapolvos, reforma urbana integral, $750 de ayuda alimentaria, Plan Materno Infantil, Plan de viviendas populares, Programa para tratamiento de adicciones, rechazo a los tarifazos.

Los campesinos nucleados en el Movimiento Campesino de Liberación levantamos como bandera “No al proyecto de maíz transgénico en la provincia de Misiones”. Soberanía alimentaria, legalización de la tenencia de la tierra, mejoramiento del camino de acceso a las chacras, herramientas y apeos de labranza, semillas, no paquetes tecnológicos con semillas genéticamente modificadas y agrotóxicos.

Los pueblos originarios expresamos la necesidad de creación de escuelas con cargos de maestros para las comunidades.

Las cocineras nucleadas en el MPL planteamos el pase a planta permanente, acabando con los contratos basura.

Los porteros expresamos que se respete la ley, a fin que todo aumento al básico docente vaya también al básico de los porteros.

Los docentes nucleados en el MPL planteamos una urgente recomposición salarial, teniendo en cuenta que el 23% al básico no logra recuperar la pérdida del año 2018 agravada por la inflación de enero de alrededor de 2,5%, además de una cláusula de indexación salarial concreta y no la vaguedad de un dudoso “monitoreo de las variables económicas”. También el pago a los jubilados teniendo en cuenta todos los ítems que hacen al cálculo haberes y aumentos.

Exigimos el pago en tiempo y forma del proporcional de vacaciones para los miles de suplentes sobre los cuales año a año se hacen ahorros leoninos con su cesantía vacacional y que denominan tristemente “administración austera”.

Por otra parte, rechazamos la reforma educativa “Secundaria 2030” porque se enmarca en los lineamientos de la Declaración de Purmamarca, Plan Maestr@ y otros documentos, cuyas intenciones y propuestas lejos están de las necesidades de los educandos, sino más bien de empresas vinculadas a servicios educativos digitales, al tiempo que constituyen una avanzada sobre las condiciones laborales y pedagógicas de los docentes. No podemos convalidar la distrofia educativa que habla de “escuelas de robótica” y “aula invertida” en una suerte de fetichización de la tecnología, con las carencias más básicas, sin recursos, con deterioro de infraestructura, de insumos, de conectividad, entre otros aspectos. El énfasis en el “saber hacer” deslindado del “saber” habla más de la formación de un sujeto disociado deshumanizado que lejos de comprender y actuar para transformar su realidad, solo acciona una serie operaciones mecánicas.

Como pasos a seguir la Asamblea de Trabajadores resolvió avanzar en una medida de acción directa para próximo día jueves 21 de febrero en Montecarlo, así como también promover la realización de una gran y única movilización provincial que reúna a todos los sectores que enfrentan las políticas de explotación, saqueo y ajuste en nuestra provincia.