ELDORADO. Se suspendió el inicio del juicio oral por el caso de Paulina Portillo.

Hoy se iva a iniciar el Juicio Oral y Público por el caso del homicidio atroz de Paulina Portillo, donde se  conocería el desenlace sobre el único procesado Maximino Baúa Britez.

La Defensa de Baúa Britez, el Dr. Torres Murruat hizo llegar una la solicitud de  evaluación psiquiátrica del estado mental de su defendido.

Imputado Maximino Baúa Britez.

Sobre ello, extraprensa.com dialogó con el Fiscal Federico José Rodriguez y manifestó que “se suspendió y va a haber una junta psiquiátrica sobre el caso. La suspensión es por un escrito presentado por el Abogado Defensor de Barúa y que ponía en dudas el estado psíquico del imputado. Hay doce testigos que iban a declarar. Tiene doble calificación (legal la imputación del delito) por la calificación y el vinculo. Es un juicio relativamente sencillo porque está probado. El Dr. Muruat es el Defensor de Barúa y es quien solicitó la pericia”.

Fiscal Tribunal penal Eldorado.
Dr. Federico José Rodriguez

Se le preguntó al Fiscal el  mensaje que quisiera dejar a la sociedad por este caso horroroso y manifestó que “no puedo dar un mensaje pero si pedir la pena máxima por el hecho. La agilidad de la junta Médica y del Tribunal a que haga lugar no a la Junta Médica va a depender la rápida reanudación del juicio oral y público. Fué el jueves o viernes que pidió la Defensa y me entero ahora, a la mañana.”

EL HECHO.

El 17 de abril del 2017, en una vivienda del barrio Virgen de Itatí (exCarayá) del km 3, Maximino Barúa de 29 años en ese entonces, asesinó a machetazos a su concubina Paulina Portillo de 26 años y madre de cuatro hijos. El hecho horrorizó a Eldorado, toda la provincia y tuvo alcance en los medios nacionales. Ahora, trascendió que Barúa -quien permaneció detenido en la Unidad Penitenciaria III de Eldorado- debía sentarse en el banquillo de los acusados en el debate oral y público por el delito de “Homicidio doblemente calificado por la convivencia y por mediar violencia de género”. En caso de ser culpable, Barúa deberá cumplir prisión perpetua según lo indica el Código Penal Argentino pero se suspendió por el pedido de la Denfensa de evaluar su estado psíquico, a quien el Defensro no lo ve bien en ese estado.

Por el horroroso homicidio, cuatro niños quedaron a la deriva: de 2, 6, 8 y 9 años. El aberrante crimen dejó a los niños sin su madre y abandonados a su suerte. En un primer momento quedaron bajo el cuidado de su a”abuela del corazón”, una vecina que siempre estaba atenta a las necesidades de Paulina y sus hijos. Luego la Justicia decidió darle la custodia a la abuela materna, pero los magros ingresos de la mujer, no iban a permitirle garantizarle bienestar a los niños. Ante esta situación, los vecinos de Eldorado llevaron adelante una campaña solidaria para ayudarlos.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *