ELDORADO. Papo y Armando: “Si pinta cariño se queda”.

Hoy Papo, el pitbull que sobrevivió a un brutal maltrato, sale luego de casi un mes de la clínica veterinaria.  Armando Lutz es quien dará tránsito al can hasta se encuentre terminada la construcción del perímetro de la casa de las antiguas dueñas, con quienes Papo volverá.

 

Armando Lutz, piloto categoría 1 del Misionero de Pista, en entrevista con extraprensa.com, dijo que “si Papo se llega a quedar mucho tiempo en tránsito en el taller, el no responde con los sentimientos de cariño que Papo pueda despertar en el y, si pinta complicidad, la custodia puede verse comprometida a puertas de una tenencia definitiva”.

Seguramente todos velarán por el bienestar de Papo porque esta historia que comienza nueva etapa, busca un Papo feliz.

Lutz tiene tres perros pero hicieron un cerco detrás del taller atrás y se acondiciono para papo ya que no puede compartir con otros perros, este ve pares he intenta atacar. Habrá que trabajar en su reeducación para ser parte de la jauría.

Los veterinarios Elisa Wyss y Rodrigo Ramirez Videla fueron quienes trajeron de la agonía a la vida a Papo. Son quienes estuvieron las 24 horas casi 30 días con el pitbull. Sin dudas la labor de corazón de estos profesionales queda en la historia y aún su labor continua. En redes sociales contaban como seguirá el tratamiento ambulatorio
“Papo continuará con tratamiento ambulatorio y se realizara los controles cada 15 días.”


Los veterinarios agregaron que “estamos muy felices por su recuperación, hemos tenido días difíciles pero también tuvimos el apoyo y amor de toda la comunidad, Papo feliz”.