PRESIDENTE FRANCO, PARAGUAY. Coche bomba de Comando Vermelho interceptado es detonado.

La Policía Nacional de Paraguay impidió por segunda vez el rescate al supuesto narco Marcelo Piloto, recluido en Paraguay desde finales del 2017. Los responsables pertenecerían al peligroso grupo criminal Comando Vermelho. En la primera ocasión se incautó un arsenal de guerra; en la segunda, armas largas y un coche bomba.

En la madrugada de este miércoles, la Policía Nacional llegó hasta una vivienda ubicada en las calles Miguel Medina casi Avenida Monday, Presidente Franco, Departamento de Alto Paraná de la República del Paraguay, para realizar un allanamiento. Ahí fueron recibidos a tiros por tres hombres, que serían de nacionalidad brasileña.

Al momento de la llegada de los agentes, los hombres estaban ingiriendo bebidas alcohólicas y uno de ellos portaba un arma. Tras percatarse del operativo, empezó una refriega, de acuerdo al reporte del corresponsal Edgar Medina.

En la casa solo había unos pocos electrodomésticos como una heladera y una cocina. Además, encontraron un par de colchones y no había muebles, por lo que se sospecha que este local fue ocupado hace pocos días.

La Policía y el Ministerio Público llegaron hasta este lugar tras un trabajo de inteligencia que seguía los pasos de tres hombres que estarían planeando un ataque a la Agrupación Especializada con el objetivo de liberar a uno de los supuestos cabecillas del Comando Vermelho, Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto.

Imágenes que pueden herir la sensibilidad del lector.

Durante el operativo fueron abatidos los tres presuntos miembros del grupo criminal con base en Brasil y fueron incautados: 1 Fusil Ak-47 AR-15, un fusil .56, 1 pistola 9 mm, unos 80 kilos de explosivos en gel, clavos miguelito, cordón detonador, equipos de radios de comunicación y dos vehículos; en uno de ellos se hallaba una importante cantidad de explosivos.

Según expertos, los explosivos encontrados podrían causar daño en un radio de unos 150 metros. El coche bomba fue llevado a una zona descampada de Cedrales, Alto Paraná, para su destrucción. El rodado fue conducido lentamente, y en su interior iban un agente de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE) y otro del Departamento Antiexplosivos.

El operativo estuvo comandando por el fiscal Hugo Volpe y contó con la participación del propio comandante de la Policía Nacional, Bartolomé Báez

El primer intento fallido

A principios de este mes, otro grupo de personas, también supuestos integrantes del Comando Vermelho, fue detenido luego de que se descubriera que tenían un plan de rescate.

En aquella oportunidad, en una vivienda de Asunción, los agentes intervinientes encontraron siete fusiles, 15 pistolas, municiones de guerra, explosivos, clavos miguelito, equipos de comunicación y pasamontañas.

En la ocasión fueron detenidos los brasileños Alan Neves da Conceição (23), Juárez Italo Paiva Neto (37), Thiago Lucas Gonçalves (23), Wanderson Ferreira de Paula Silva (20), además de Luis Roberto Gómez Gaona, quien sería un colaborador paraguayo. Todos se abstuvieron de declarar.

 El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, concluyó que un centenar de personas, entre uniformados y civiles, pudo haber muerto de no detectarse a tiempo el vehículo cargado de dinamita en la ciudad de Presidente Franco, Alto Paraná.

“Además de daños materiales, se iba a producir un centenar de muertos en la Agrupación Especializada”, sentenció el secretario de la cartera del Interior, Juan Ernesto Villamayor, en contacto telefónico con ABC Cardinal.

El ministro afirmó que entre la centena de muertos que hubiera existido, si no se lograba detectar a tiempo el coche repleto de dinamita en gel, encontrado en una vivienda en Presidente Franco, departamento de Alto Paraná, se hubiera perdido también la vida de población civil detenida en la Agrupación, además de uniformados, pues la explosión hubiera tenido una expansión promedio de 250 metros a la redonda.

Villamayor contó que se llegó hasta la casa de Presidente Franco tras pesquisas y averiguaciones que se venía haciendo y, una vez en el lugar, se detectó un movimiento de armas y presencia de explosivos.

Hasta el momento, dijo el ministro, no le han confirmado las identidades de las tres personas abatidas durante la balacera registrada en medio del allanamiento.

Según precisó el secretario de Estado, los responsables de la operación fueron el comisario Abel Cañete y el comandante Bartolomé Báez, quien estuvo en el lugar.

El ministro reconoció que la presencia de criminales internacionales como Marcelo Marcelo Pinheiro Veiga en la Agrupación Especializada convierte este sitio en una auténtica bomba de tiempo. No obstante, señaló que “los servicios de seguridad del mundo luchan contra bombas de tiempo” de este tipo.

El ministro destacó el hecho de que el Gobierno haya tenido “la capacidad de detectar este movimiento” a tiempo y agregó que una vez que se conceda la extradición de Marcelo Piloto “la bomba de tiempo desaparece”.

Un coche que fue encontrado dentro de la casa que fue allanada esta mañana en Presidente Franco, Alto Paraná, tenía al menos 84 kilos de dinamita en gel. Se presume que el explosivo iba a ser usado por el Comando Vermelho para el rescate del líder narco Marcelo Piloto en Asunción. Por fortuna, las autoridades lograron detectar a tiempo el vehículo, que fue detonado en forma controlada y segura.

La Policía pesó la cantidad de dinamita y cifró en 84 los kilos que fueron encontrados dentro del vehículo, que supuestamente iba a ser usado como un señuelo a la hora de atacar la Agrupación, donde Pinheiro sigue preso a la espera de una decisión sobre su extradición.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *