COLONIA DELICIA. Ratifican millonaria multa al Intendente Vera.

Desaprobaron la rendición de cuentas de la municipalidad correspondiente al ejercicio 2013. El Tribunal de Cuentas de la Provincia determinó que el jefe comunal Eberth Vera y su hermana Guillerma Vera deberán pagar 2.726.374 pesos por falta de documentación e incumplimientos contables.

 

El polémico intendente Eberth Vera continúa sumando problemas con la justicia debido a serias irregularidades efectuadas desde sus funciones públicas.

El Tribunal de Cuentas de la provincia de Misiones desaprobó la rendición de cuentas de la municipalidad de Colonia Delicia correspondiente al ejercicio 2013 y al mismo tiempo ratificó la sanción al intendente Vera, junto a su hermana Guillerma Vera quien en ese entonces era tesorera municipal, por incumplimientos de contabilidad y normas de administración.

“El Concejo Deliberante de Colonia Delicia recibió una cédula por parte del Tribunal de Cuentas de la provincia en la que se informa que se ha impuesto una nueva sanción al intendente Eberth Vera y su hermana Guillerma. Es un reparo con formulación de cargos pecuniarios”, manifestó el secretario del bloque Cambiemos, Miguel “Toti” Tarnoski.

De esta forma el Tribunal de Cuentas dispuso que los hermanos Vera deberán abonar el cumplimiento de la sanción con dinero efectivo de sus bolsillos. El fallo determinó un cargo de 2.726.374 pesos para los involucrados.

Las irregularidades marcadas en la documentación presentada por el Tribunal de Cuentas al Concejo de Colonia Delicia se focalizaron en la falta de registros que justifiquen los movimientos contables y de mercaderías en relación a ayuda social, alquiler de albergue estudiantil, pensiones, licitaciones de construcción y cuentas especiales, entre otras actividades.

Según detalla el documento del Tribunal de Cuentas “los responsables (Eberth Vera y su hermana Guillerma) adquirieron mercaderías para personas de escasos recursos”.

Sin embargo “faltan los recibos o comprobantes del gasto firmado por el beneficiario, con aclaración de nombre, apellido, número de documento y domicilio”, con lo cual no se puede constatar la legitimidad del cuestionado procedimiento.

“Esto es una seria irregularidad. No se realizaron las documentaciones como corresponde. Fue motivo suficiente para que el tribunal imponga la sanción”, consideró Tarnoski.

En tanto que sobre el alquiler del albergue estudiantil en Posadas, que representó un movimiento de 15 millones de pesos como cuenta de transferencia corriente de ayuda, los imputados “no presentaron contrato y dispositivo legal de aprobación del gasto”, ni recibo o comprobante del gasto firmado por la persona responsable de administrar el dinero recibido.

En tanto que sobre pensión a la vejez no se encontraron planillas que indiquen quiénes fueron beneficiados con las pensiones, documentación que además debería tener el sello correspondiente del Ministerio de Desarrollo Social donde consten los beneficios entregados y los no abonados (reintegros).

El intendente Eberth Vera tampoco presentó los recibos que deberían haberse firmado por los beneficiarios, ni recibos no abonados y boleta de depósito del reintegro.

También se remarcaron irregularidades en una importante cantidad de licitaciones sobre obras de construcción.

Por ello el Tribunal de Cuentas recalcó que el Intendente y su tesorera no presentaron constancia de inscripción en el Registro de Proveedores del estado de las empresas adjudicadas.

Tampoco se dieron a conocer los contratos entre la comuna y los titulares de las firmas adjudicadas.

No presentaron convenios suscriptos con el IPRODHA que permitan verificar cuáles son las obras llevadas a cabo, monto de cada obra, desembolsos previstos, especificaciones técnicas, y características de la rendición posterior a los desembolsos.

Además señalaron que el total comprometido, facturado y recibido no coincide con el total pagado según cheques emitidos.

Las obras públicas sobre construcción de viviendas “se han ejecutado con una licitación poco seria, y además no se ha llamado a concurso a las empresas por las compras de los materiales utilizados”, aseguró Tarnoski.

Por otra parte, los responsables de la administración municipal manifestaron desconocer la normativa que indica que las Cuentas Especiales, ya sean fondos provenientes de aportes reintegrables o no, deben ser llevadas en carpeta por separado y adjuntar el detalle del movimiento de fondos que refleje el saldo al inicio de un trimestre, ingresos, egresos y saldo al cierre del mismo período.

Al mismo tiempo el Tribunal de Cuentas excluyó de estos cargos a Sebastián Manuel Duda, debido a que “actuó durante el ejercicio 2013 en calidad de auditor y no de contador municipal”.

Ante todo esto, el secretario del bloque Cambiemos, sentenció: “Ahora el Intendente va a tener que responder con su dinero. Nosotros no vamos a ser cómplices de esta gestión”.

Fuente: Primera Edición.